Los peligros del comercio ‘online’

1452950942_072474_1452969552_noticia_normal

Fotos, mensajes, números de tarjetas de crédito y débito. A pesar de los esfuerzos de las empresas para garantizar los datos de los consumidores, la privacidad sigue siendo el talón de Aquiles de las transacciones en la Red. Uno de cada tres compradores online admite haber sufrido algún tipo de ataque cibernético en 2015, un 13% más que un año antes, según se desprende de un estudio de Deloitte. “Nadie está a salvo cuando se trata de robo de datos”, asegura Fernando Picatoste, experto en riesgos tecnológicos de la consultora, que añade que las empresas tienen la obligación de tomar medidas al respecto.

El Instituto Nacional de Ciberseguridad, dependiente del Ministerio de Industria, hacía público esta semana un informe sobre las vulnerabilidades descubiertas el año pasado en empresas españolas. El informe detalla que se han emitido 134 alertas por la detección de fallos en sistemas de seguridad, la mayoría, un 46%, tuvieron que ver con intentos de obtención de información y un 20% con “desbordamiento de buffer”, errores en los programas informáticos. Casi todos los sectores calificados de estatégicos en la ley que regula en España la protección de infraestructuras críticas se vieron afectados por alguno de estos avisos, en especial las empresas de energía.

Es cierto que existe una “asimetría” entre la capacidad de las empresas de hacer frente a los robos digitales y las miles de vías con las que los piratas informáticos pueden penetrar en los sistemas de seguridad. “Cuando se introducen datos en la Red siempre hay un riesgo”, considera Francesc Carreras, profesor de marketing digital de Esade, quien sin embargo cree que las oportunidades representadas por el comercio online son superiores a los riesgos y que el problema es, sobre todo, psicológico. “Los medios de pago en Internet son completamente seguros”, asegura.

El comercio por Internet está en su punto álgido, con ingresos que en 2015 han crecido más de 4.000 millones de euros, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística (INE). No obstante, la confianza de los clientes no está garantizada. El 73% de los encuestados por Deloitte asegura que en caso de fallos de seguridad se replantearía entablar nuevas relaciones comerciales con el portal atacado. Otro estudio elaborado en noviembre por la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) detalla que el 70% de los más de 500 encuestados dice no sentirse seguro cuando difunde sus fotos en la web o escribe mensajes de texto.

Garantizar la seguridad de los datos personales de los usuarios es la asignatura pendiente del comercio electrónico, sobre todo de las empresas pequeñas y medianas, que suelen estar más concentradas en el marketing que en la seguridad”, revela Víctor Domingo, presidente de la Asociación de Internautas. La Asociación recibe a menudo denuncias de phishing —correos fraudulentos que piden a los usuarios de forma más o menos directa sus credenciales y claves—, pero admite cierta inconsciencia de los consumidores a la hora de dejar sus datos personales en la Red, que luego son utilizados por las empresas. “Creemos que en Internet todo es gratis, pero no es así. La gente tiene que valorar más su privacidad”, concluye.

Fuente: El País

4 comentarios sobre “Los peligros del comercio ‘online’

  • el 12 febrero, 2016 a las 1:23 pm
    Permalink

    Es importante que los institutos y las organizaciones reconocidos estén al tanto del problema y que promovan la importancia de la seguridad y la protección de sus clientes. Aunque el comercio en línea es fácil y más barato para los negocios pequeños y medianos o los que acaban de comenzar sus innovaciones, necesitan dar tiempo y capital a las medidas de seguridad. Si no lo ponen en marcha alguna forma de protección, quizá pierdan sus clientes y su reputación. Al final, su marketing es inútil porque los cientes no confían en la marca en línea.

    Respuesta
  • el 13 febrero, 2016 a las 4:18 pm
    Permalink

    Internet es un mundo en el cual la palabra “privacidad” no existe, ya que de una manera u otra tus datos pueden ser vistos y utilizados de manera fácil.
    Las empresas como bien dice este artículo, intentan tomar las medidas correspondientes para poder asegurar a la persona que no pone en riesgo su intimidad. Los hackers, pueden introducirse en sistemas de seguridad y sobrepasarlos de manera ilegal, ya que las empresas lo tienen difícil para detenerlos.
    No todo es malo a la hora del comercio vía online, Francesc Carreras, en mi opinión dice algo coherente como es el riesgo que te da el comercio online frente a la oportunidad de hacer un clic y realizar una compra.

    Respuesta
  • el 13 febrero, 2016 a las 6:28 pm
    Permalink

    Totalmente de acuerdo con la afirmación de que nada es gratis, cuando se cree que es gratis lo que realmente estas regalando a las empresas información sobre tu privacidad. Es algo que todos ignoramos al no leernos todos los términos y condiciones de uso.
    Por otra parte hay que tener mucho cuidado con los “phishing” , basados en la creación de páginas web falsas que imitan los sitios web del establecimiento online o del banco con el objetivo de obtener la información personal de los usuarios, los datos de sus tarjetas y sus claves de acceso al sistema. Una forma de asegurarse de que la página realmente fiable es identificar los logos de certificación como puede ser el certificado SSL, asociado a una conexión segura.
    También cabe mencionar el sello de confianza online (https://www.confianzaonline.es/), con el que cuentan más de 2.700 empresas que han sido evaluadas para demostrar su compromiso ético con las buenas prácticas en Internet y Comercio Electrónico.

    Respuesta
  • el 16 febrero, 2016 a las 2:44 pm
    Permalink

    El mundo del e-commerce es muy complejo, pero en una era en la que a un sólo click tienes cualquier cosa a tu alcance, nos aventuramos a ello.
    Como experiencia personal, de momento, todas las transacciones que he hecho online han resultado satisfactoriamente, y creo que seguiré usándolo.
    Luego está el tema de la privacidad con fotos o mensajes en RRSS. Cada persona debería ser consciente de lo que hace, y del riesgo que conlleva publicar tus datos en la Red.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.