“Plántale cara al hambre: siembra”,

cartel_peq_1Manos Unidas propone a los ciudadanos con su nueva campaña ‘Plántale cara al hambre, siembra que se sumen a la lucha contra la pobreza, que afecta a 800 millones de personas en el mundo, abordando las causas que la provocan, como el mal uso de los recursos o el sistema económico que prima el beneficio.

“Parece contrario a la lógica, a la ética y a la moral, que una de cada nueve personas en la tierra pase hambre mientras se desperdicia un tercio de los alimentos en el mundo“, ha asegurado la presidenta de Manos Unidas, Soledad Suárez, quien ha recordado que en España se tiran 1.300 millones de kilos de alimentos al año.

Al presentar la campaña “Plántale cara al hambre: siembra”, Soledad Suárez, ha anunciado que en el trienio 2016-2018 la organización propondrá sembrar recursos: tierra, agua y semillas, y trabajará en la capacitación de los pequeños agricultores, en la reducción del empleo de energías contaminantes y en la exigencia, a los responsables políticos, de que cooperen efectivamente para hacer del derecho a la alimentación una objetivo esencial.

Por lo logrado hasta ahora allí donde Manos Unidas presta su colaboración, Suárez ha agradecido el apoyo de sus casi 79.000 socios y colaboradores, incluidas instituciones públicas y privadas. Entre todos han hecho posible que los ingresos de la organización crecieran un 4,7% durante 2015, hasta los 45,1 millones de euros, recursos con los que se pudieron aprobar 600 proyectos de desarrollo que beneficiaron a unas 2,8 millones de personas.

“Es posible acabar con el hambre, solo hay que reflexionar que hay otra manera de hacer las cosas”, ha opinado la misionera Victoria Braquehais, encargada de poner rostro a las cifras y mensajes de la campaña que ha presentado Manos Unidas.

Esta mallorquina, de 39 años, dirige el Instituto Uzima en la localidad de Kanzenze, en la República Democrática del Congo, donde también gestiona, junto a otras misioneras de la Congregación Pureza de María, el hospital general y una escuela de infantil y primaria.

Para sembrar, necesitamos semillas“, ha dicho la religiosa, pero también agua y tierra, aunque sobre todo “hacen falta capacidades, y la educación es la llave del desarrollo”. Por ello, los proyectos de la ONG, ha señalado, incluyen la creación de huertos, la canalización y el abastecimiento del agua, facilitar el acceso a la tierra y reforzar la capacidad de los pueblos a través de microcréditos.

Otro ejemplo del trabajo de la ONG lo ha descrito el cirujano de Guatemala Carlos Arriola, dedicado a combatir la desnutrición crónica infantil en la región de Jocotán de este país de América Latina, donde la sufre un 72% de la población. “La desnutrición crónica provoca menos retención escolar, menos productividad, propensión a adquirir enfermedades y efectos irreversibles durante toda la vida”, ha alertado el doctor Arriola, quien ha denunciado que esta situación se perpetúa generación tras generación y, con ella, “el ciclo humano de la pobreza”.

Este es el spot de la campaña:

Fuente: El Confidencial

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.