Airbnb y su modelo de negocio

Plataformas P2P como Airbnb permiten a los dueños de espacios infrautilizados compartirlos con los viajeros, es decir, ofrecer una habitación o una casa de forma temporal. ¿Cómo es posible que un concepto tan viejo y sencillo haya tenido, precisamente en el siglo XXI, tanto éxito? Pues gracias, en gran parte, a la transformación del concepto de confianza basada en la reputación digital de la persona. La reputación online es la piedra angular de la comunidad de Airbnb. El consumo colaborativo no implica, por tanto, solo una transición hacia un nuevo modelo económico, sino también un gran cambio cultural.

El usuario puede jugar un doble papel: en ocasiones es anfitrión y en otras, viajero. Las ventajas son claras para las dos partes que la hacen posible. Por un lado, los viajeros pueden aprovechar espacios libres en viviendas de residentes para alojarse por un precio asequible, descubrir la ciudad de una forma más auténtica y experimentar la vida en los barrios durante su estancia. Este enfoque permite que más gente viaje y también que se puedan quedar más tiempo en el destino. Por otro lado, los anfitriones perciben unos ingresos extra y los comercios de la zona se benefician de la presencia de unos viajeros que tradicionalmente no les visitaban. Así, el intercambio cultural y el impacto económico se distribuyen de forma más amplia, sin concentrarse solo en las zonas tradicionalmente turísticas.

Airbnb incluye una serie de herramientas para crear un entorno de confianza que permita una relación directa entre anfitrión y viajero, así como unos sistemas cuidadosamente calibrados de reputación entre la comunidad de usuarios. Anfitriones y viajeros se evalúan unos a otros, dejando comentarios públicos y opiniones de sus experiencias. La hospitalidad, que empieza con el anfitrión haciendo sentir al viajero como si estuviera en casa, así como el respeto y responsabilidad del viajero son los factores que mantienen la satisfacción de la comunidad. Los anfitriones desarrollan su reputación online y las evaluaciones visibles permiten a los viajeros tomar la decisión de dónde quieren alojarse, a la espera de la última palabra por parte del anfitrión. Acoger y visitar, la hospitalidad de los anfitriones y las experiencias de los viajeros son los elementos que hacen posible la esencia de Airbnb: pertenecer a cualquier lugar.

La siguiente entrevista con Jeroen Merchiers ilustra bien el model de negocio de Airbnb:

El crecimiento que aporta la economía colaborativa está siendo reconocida por la sociedad y las instituciones. El Reino Unido, por ejemplo, ha aprobado recientemente una regulación para el home sharing y ha anunciado un plan de apoyo a la economía colaborativa que persigue favorecer a los microemprendedores, lo que supone una transformación radical del modo en que se usan los recursos. Este tipo de iniciativas reconocen ese nuevo rol activo del consumidor. Pero los ejemplos van más allá del Reino Unido. París, Ámsterdam o Hamburgo son ciudades abiertas a la innovación y al consumo colaborativo, apoyándose en el turismo como una de las formas de la economía colaborativa, que está generando nuevos emprendedores y desarrollando un nuevo concepto de la propiedad que empodera al ciudadano, convirtiéndole realmente en protagonista de su tiempo.

Fuente: Toyuotome blog

Agradezco a Sergio González Gómez (antiguo alumno de GADE) su colaboración para la redacción de esta entrada

4 comentarios sobre “Airbnb y su modelo de negocio

  • el 18 Noviembre, 2015 a las 10:37 am
    Permalink

    Personalmente ya he empleado esta plataforma para ir a la playa y todo me salió muy bien, las fotos correspondían con la realidad, la dueña se portó muy bien y el precio fue más asequible que el encontré en otras páginas. Otro amigo también la empleó para viajar y tampoco tiene queja.
    Lo que más me gusta son los precios y que te suelen responder rápido a las dudas.

    Respuesta
  • el 19 Noviembre, 2015 a las 6:07 pm
    Permalink

    He viajado unas veces con Airbnb después de venir a estudiar en España. Lo que me gusta mucho de Airbnb es las opciones que me ofrece sobre la localización y el tipo del alojamiento y el precio adecuado.
    Cuando viajo con muchos amigos, Airbnb puede satisfacer nuestra necesidad de vivir juntos en vez de separados en diferentes habitaciones de un hotel. Visité Barcelona con cinco amigos y me alojé en una casa que encontré en Airbnb que se quedaba justamente al lado de la Sagrada Familia con un precio muy agradable. Fue una experiencia muy inolvidable.
    Además, podemos conocer al anfitrión que es local de la ciudad, así nos puede dar unos tips sobre las atracciones especiales de la destinación. Cuando viajé a Portugal, conocimos a una anfitrión que era muy simpática. Ella nos presentó Lisboa detenidamente y nos dijo secretamente que podíamos llegar a unas atracciones sin pagar la entrada.
    Además de los beneficios que trae Airbnb para los individuales, Airbnb también ayuda a las ciudades a desarrollar su turismo y economía. Alojamientos en diferentes lugares de la ciudad atrae diferentes tipos de turistas que consumen en el barrio que se alojan, creando beneficios para todos los áreas de la ciudad.
    Lo que decía el manager en el video sobre el futuro de Airbnb me interesa mucho. Con el desarrollo de la economía y la sociedad, lo que buscamos cada día más es una vida sostenible. Creo que la dirección de desarrollo de Airbnb es muy correcta. Me encanta ver los progresos de Airbnb en llegar a este objetivo.

    Kaijun Jiang
    Alumna de Marketing de Servicios
    Universidad de Alcalá de Henares

    Respuesta
  • el 21 Noviembre, 2016 a las 12:35 pm
    Permalink

    “La sociedad de propietarios, el consumo excesivo y el diseño para la basura son, simplemente, insostenibles” Albert Cañiguerak.
    El consumo colaborativo no solo surge directamente por las nuevas tecnologías, también como respuesta a un alto consumismo. Como dice el artículo, la piedra angular de esta economía es la reputación entre usuarios. Así, Airbnb goza de una gran reputación puesto que sus usuarios son de confianza. Es cierto que la reputación es básica pero desde mi punto de vista también es su regulación.
    Aquí dejo un link sobre la noticia de que la ciudad de Nueva York ha limitado el uso de Airbnb que comentamos en la clase de marketing hace unos días.
    https://www.google.es/amp/cincodias.com/cincodias/2016/10/22/empresas/1477148603_560645.amp.html?client=safari

    Respuesta
  • el 20 Febrero, 2017 a las 5:59 pm
    Permalink

    Esta plataforma surge al mismo tiempo que la cultura de viajar barato asciende, como las líneas low cost.
    Esta empresa es un dolor de cabeza para la hostelería y para generar empleo en este sector. No solo el aumento de precios del alquiler sufre las consecuencias. También las normas de convivencias se ven afectadas. Ya que el turismo pasajero afecta a quien reside permanentemente; el turista hace mucho ruido en la comida y no cumple con las normas de convivencia del edificio, así como la seguridad que se ve vulnerada.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.