Anuncios que emocionan

Algunos anuncios enamoran, y otros emocionan. Este anuncio de Vicks, de Procter & Gamble, es del segundo tipo. Los cuatro minutos de spot cuentan la emocionante historia de un hombre que adopta un bebé abandonado y aprende el auténtico poder del amor.

El anuncio muestra la historia de un agresivo joven que vive en una casa desastrosa, al que le molestan los llantos continuos del bebé de sus vecinos. Cuando se acerca para protestar por el ruido, encuentra que todo el mundo se ha ido y el bebé ha sido abandonado.

Cuando se ve obligado a cuidar del pequeño por sí mismo, inevitablemente termina queriéndole. Y cuando los servicios sociales llegan para hacerse cargo de la criatura, el protagonista ha cambiado radicalmente su forma de vida e incluso ha conseguido un trabajo.

Los trucos de la publicidad que emociona

La campaña ha sido creada por Publicis Singapur y apela a la parte más emocional de los consumidores. La historia es emotiva en sí misma: un bebé abandonado y un joven que cambia su vida para cuidar del pequeño. Pero unos cuantos detalles hacen que este anuncio vaya un paso más allá.

Un ejemplo es la canción elegida mientras vemos al protagonista aplicando lentamente el producto (Vicks) al bebé. No es casualidad que él no recuerde la letra y sea precisamente la voz de una mujer la que termine cantando (recordando a la madre que ya no está en su vida). Además en la escena posterior aparecen los servicios sociales para llevarse al bebé, justo después de producirse el mayor momento de unión entre ambos.

Otro punto importante es el cierre del anuncio, con la voz del protagonista aclarando que, en realidad, ha sido el bebé quien ha salvado su vida. Y no él a el bebé.

Por último, la historia se vuelve aún más conmovedora cuando conocemos que el anuncio se basa en una historia real. Y terminamos viendo una imagen del padre adoptivo real, Hernando, y su hijo de 12 años.

La emotividad, un recurso de la publicidad asiática

Este no es el primer anuncio que nos llega desde un país asiático que recurre a la emotividad.

Aquí tienes otros ejemplos:

Fuente: Reason Why

En su comentario, Kevin Cordero nos sugiere un anuncio de Toyota que ha sido visto cerca de 7 millones de veces: ver comnetario.

3 comentarios sobre “Anuncios que emocionan

  • el 12 febrero, 2018 a las 11:06 am
    Permalink

    Son cada vez más los anuncios que tienen como objetivo emocionar o despertar sentimientos en los espectadores.
    La principal razón es que los espectadores recordarán la marca o el producto anunciado ya que les ha hecho emocionarse y pensar, lo que llevará al consumo de ese producto.
    Por otro lado también se podrá recordar el anuncio si ha utilizado el humor pero sin olvidarse de que tiene que tener relación con lo que se anuncia ya que si no se puede recordar la gracia o chiste pero no lo que se anuncia y la campaña publicitaria no tendrá éxito.

    Dejo el enlace de un vídeo de coca-cola donde un anciano de 102 años da unos consejos vitales a un bebé que aún no ha llegado la vida y hace mención al eslogan que utiliza esta empresa (“destapa la felicidad”) https://www.youtube.com/watch?v=FGCtNmpxQcw&feature=youtu.be

    Destacando el tema del humor dejo el siguiente anuncio donde se utiliza una composición de música original con tono humorístico. https://www.youtube.com/watch?v=dUQtpxPbbEA

    Respuesta
    • el 12 febrero, 2018 a las 11:43 am
      Permalink

      Muchas gracias Rosa por tus comentarios

      Respuesta
  • el 25 febrero, 2018 a las 7:57 pm
    Permalink

    Si hablamos de publicidad emocional, necesariamente hablamos de marcas reconocidas y de prestigio, de grandes empresas. ¿A qué se debe? A que son generalmente este tipo de empresas las que pueden permitirse este tipo de publicidad como herramienta de Marketing eficaz. ¿Porqué? Basta con echar un vistazo a algunas de las campañas publicitarias mas vistas (teniendo como referencia el contador de visualizaciones de YouTube, por ejemplo) para percatarnos de que en la mayoría de estos anuncios, no se expone el producto que se pretende vender mas que como algo fugaz, algo efímero dentro de la historia que se pretende contar. Y es que puede parecer incluso que la campaña no tiene ninguna intención comercial, sino solamente una finalidad emotiva. La campaña, al verla por primera vez, puede parecernos un cortometraje encantador (en efecto, lo es) o un avance de una serie enternecedora, todo ello hasta que vemos el nombre de la marca. Y es que en la practica, como he dicho antes, son sólo las grandes empresas las que pueden permitirse este tipo de publicidad, no solo por la producción ambiciosa de algunas de estas campañas, que es evidente, sino también por el hecho de mostrar una historia en que, en principio, puede parecer que escasamente guarda relación con la marca. Sin embargo, lo cierto es que cuando una campaña publicitaria puede disfrazarse de historia conmovedora con éxito, estamos ante la herramienta de Marketing idónea.
    En relación a este tema, me gustaría compartir una campaña publicitaria de la marca Toyota, lanzada en Japón en el año 2015:
    https://youtu.be/Me1GIDy-U9g?list=FLZanfWNIY1B6RoNeOOTgtgg

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.