Big Data. Tendencias para 2018

El Big Data se ha extendido a todos los sectores y negocios que han de manejar un gran volumen de datos. Es tiempo de aterrizar al día a día conceptos como la Inteligencia Artificial, la analítica avanzada o el machine automation.

Según los expertos, este año se popularizarán los algoritmos bajo demanda, incluso de usar y tirar,  dado que estos se van a extender para ayudar en cualquier tipo de decisión empresarial, no solo en las más importantes. Así mismo, el desarrollo de robots que autoaprendan mediante observación en las líneas de producción será el siguiente paso.

En general toda la tecnología relacionada con el smart data se comenzará a instalar en los procesos de las compañías, tal y como advierten desde Tinámica, especialistas en el entorno Big Data, cuyas previsiones para este año son las siguientes:

– El machine learning y la analítica avanzada se extenderán a otros procesos en la empresa más allá de los relacionados con clientes y mercados. Son los casos de los departamentos de Recursos humanos con la disciplina de HR Analytics y las mejoras en la cadena de producción, logística o compras y aprovisionamiento donde su aplicación permite reducir de días a horas los tiempos de respuesta.

– Administraciones y organismos públicos vigilarán la reutilización y puesta a disposición de ciudadanos y empresas de bases de datos abiertas. Esto permitirá a las empresas contar con información adicional para sus estrategias de negocio. Por ejemplo, teniendo en cuenta datos sobre previsiones de zonas de riesgo es posible crear un modelo predictivo que analice desastres naturales, conflictos gubernamentales, acciones terroristas o la caída de ventas en un área concreta.

– Verticalización de soluciones analíticas basadas en Big Data en sectores donde aun no habían madurado. En este sentido cabe destacar el sector Agro y la industria pesada, en los que los proyectos de Big Data y analítica avanzada permitirán extraer más inteligencia y dar soporte a las decisiones de negocio de los distintos actores de la cadena de valor.

– Vinculación total de robótica y machine automation,  añadiendo poder de decisión y asimilación al comportamiento humano. También será decisivo a la hora de realizar la previsión de piezas en stock, la detección de anomalías o evitar que se rompa una pieza en la línea de producción. Esto supondrá grandes ahorros en costes y una mayor eficiencia en el proceso.

– Factorización de los departamentos de análisis de las empresas para producir algoritmos bajo demanda, incluso de usar y tirar, dado que estos se van a extender para ayudar en cualquier tipo de decisión empresarial, no solo en las más importantes.

Fuente: IPMARK

Ver también: “2018: el año del Big Data

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.