Coca-Cola y la adicción a las redes sociales

 
WhatsApp, Facebook, Instagram, Foursquare,…Es difícil resistirse a compartir nuestras fotos y comentarios en las redes sociales cuando tenemos siempre tan a mano nuestro Smartphone. La frecuente utilización del Smartphone, hace que mucha gente tenga miedo a salir a la calle sin el móvil . Es lo que se llama Nomofobia (el miedo irracional al no llevar el móvil encima), la última enfermedad provocada por las nuevas tecnologías.
 
¿Tú también estás enganchado?.
El Mundo publicó un test (9/6/2012) para ver si estamos o no enganchados. Es muy fácil. Compruébalo aquí (ten paciencia, a veces tarda un poco en salir las preguntas).
Para evitar esta adicción a las redes socialesCoca-cola ha diseñado un remedio de lo más casero que nos invita a disfrutar de la vida real, dejando a un lado el fenómeno social media.
Al más puro estilo “cono protector para perros”, la marca propone plantarnos este invento alrededor del cuello, lo que impedirá ver nuestros teléfonos móviles y fijarnos en el mundo que nos rodea.
 
Sigue leyendo…
‘Social Media Guard’, que así lo han denominado, pretende ser una forma divertida (a la par que irónicamente discreto) de aprovechar nuestro tiempo disfrutando de momentos con nuestra familia, amigos… sin necesidad de perder un instante.

Un comentario sobre “Coca-Cola y la adicción a las redes sociales

  • el 11 marzo, 2014 a las 3:45 pm
    Permalink

    La sociedad ha adquirido nuevos ámbitos de comunicación, información y consumo de nuevos formatos, una necesidad creada por las nuevas tecnologías.
    Tenemos que adaptarnos a estos nuevos métodos de comunicación para seguir avanzando, pero todo en su justa medida. Como todo, tiene sus ventajas y sus desventajas, como pueden observarse en el artículo.
    En mi opinión, el poder estar en contacto continuo con aquellas personas que necesitamos, el poder compartir información al momento y estar al día de muchas de las noticias actuales es una gran ventaja, pero que tiene una desventaja enorme, a mi parecer, mientras que estamos compartiendo esa fotografía en un grupo de chat, nos estamos perdiendo lo que sucede alrededor, como se observa en el vídeo. Y lo que se ve mucho actualmente, son a grupos de jóvenes, generalmente, todos o casi todos ellos con un móvil en la mano haciendo más caso a compartir algo en un chat, que a las propias personas con las que están.
    Por lo tanto, todo es bueno pero en su justa medida.

    Raquel López de Juana
    M.F

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.