Del e-commerce al u-commerce

Los nuevos consumidores buscan experiencias, de ahí que el e-commerce esté viviendo una nueva revolución para convertirse en u-commerce, U de ‘user’ pero también de ‘you’ lo que hace un guiño a la personalización de la venta. Este nuevo comercio electrónico se centra en el usuario, en ofrecerle una experiencia única que va más allá de los aspectos comerciales ya que se trata de una relación digital marca-consumidor.

“El  objetivo de esta tendencia es enamorar al consumidor, atraerlo, para luego convencerlo. Para conseguirlo es imprescindible escucharlo. Actualmente las empresas cuentan con diferentes canales para saber más sobre sus clientes, desde las redes sociales hasta los comentarios en el blog corporativo nos pueden ayudar a saber más de ellos. Eso sí, para ello la comunicación debe ser bidireccional: no vale con emitir mensajes, hay que escuchar“, asegura Raquel Coba, directora de Agenciasdecomunicacion.org.

Para estar preparados para el u-commerce, el proceso de compra hay que basarlo en dos pilares: sencillez y eficacia. “Los usuarios no quieren perderse en tiendas online complejas ni esperar minutos a que se le cargue las fotos del producto, valoran que sean webs sencillas, rápidas y fáciles de usar además de que sean eficaz y reciban su pedido en periodos cortos“, explica Coba.

Las empresas deben ser capaces de activar las emociones de su público y para ello hay que trabajar la relación digital marca-consumidor. Esto obliga a que la estrategia de venta vaya de la mano del plan de comunicación de la empresa. Ahora las marcas deberán esforzarse en conocer a sus clientes a través de las redes sociales y otros canales de comunicación para hacerles llegar aquellas propuestas de compra que realmente se ajusten a sus expectativas.

Esta nueva transformación del comercio no es una cuestión de tamaño sino de actitud. Las empresas tienen que trabajar en equipo con profesionales de la comunicación que sepan leer en los diferentes canales qué buscan sus usuarios y qué valoran en sus experiencias de compra para ponerlo en valor en su estrategia de venta”, aseveran desde el portal de agencias.

La cifra de venta digital no deja de crecer en España a pesar de que aún está lejos del 80% de compras online que se realiza en países como Reino Unido, Francia o Alemania.

Fuente: Dirigentes Digital

3 comentarios sobre “Del e-commerce al u-commerce

  • el 30 octubre, 2016 a las 10:26 pm
    Permalink

    Como se describe en el artículo, el comercio en línea en Alemania es, en algunos sectores comerciales el canal de ventas dominante. La tendencia, sin duda, irá en esta dirección, en muchos otros países.

    Optimar este canal será sobretodo en el área de B2C, un criterio decisivo para tener éxito en el futuro. El hecho de que los clientes aprecian la velocidad y simplicidad lo observo una y otra vez en mi propia conducta como consumidor: no hay nada peor que una tienda en línea lenta y compleja!

    Respuesta
  • el 31 octubre, 2016 a las 11:47 pm
    Permalink

    Me parcece muy interesante este cambio del ecommerce hacia el ucommerce. También, me parece muy interesante el ecommerce predictivo nos dice qué comprar antes de quererlo. Se trata de anticiparse a las necesidades de los clientes y generar ventas. Nos puede parecer que su funcionamiento es algo muy complejo, pero, es bastante más sencillo. Ya que, lo que se hace es tomar la información que dejamos en la red y aprender a conocer nuestros gustos.

    Respuesta
  • el 2 noviembre, 2016 a las 3:21 pm
    Permalink

    A modo de resumen estaría bien leer las principales claves del “u-commerce” que he encontrado en el siguiente articulo: http://ecommerce-news.es/actualidad/u-commerce-reto-del-comercio-electronico-orientado-al-usuario-38801.html

    1- Experiencias diferenciales y de valor: el usuario valora la sencillez, el estilo, la utilidad y, sobre todo, la sensación de confianza.

    2- MOT (Moments of Truth): es importante aprovechar el entorno e identificar los momentos en los que el consumidor interactua con una marca, producto o servicio y nos permite conocer e intercambiar impresiones.

    3- Motivar y emocionar: hay que motivar al usuario, activar sus emociones y generar sensaciones positivas.

    4- Personalización: el objetivo es conocer de forma individualizada al público al que nos dirigimos y ser capaces de poner a su alcance sólo aquellas propuestas que realmente se adaptan a sus expectativas.

    5-Definición de nuevos KPIs: deben replantearse estos indicadores y adaptarlos al nuevo escenario.
    Conocer el número de transacciones, el ticket medio o el nivel de recurrencia es importante, pero también lo es el boca a boca de nuestra marca o producto, las recomendaciones, los puntos de comunicación.

    6- Relaciones únicas: el objetivo es enamorar a nuestro público. La atracción será el primer paso, para buscar su conversión y llegar al compromiso, como expresión máxima de la relación con la compañía.

    KPIs: se trata de indicadores de rendimiento, diseñados principalmente para mostrar cómo es el progreso en un proceso o producto en concreto.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.