El concepto de creatividad ligado al marketing

Para
poder ligar los conceptos de creatividad y el de marketing, resulta de gran
interés centrarse en sus definiciones académicas
. Según la RealAcademia de la Lengua Española, la creatividad se define como “facultad de crear y capacidad
de creación”
. Crear se describe como “producir algo de la nada.
Establecer, fundar, introducir por primera vez algo”
.
Por otro lado, la
definición de marketing es algo más compleja
debido a la abundancia de descripciones
y su propia aceptación bien en lengua castellana o inglesa. La Real Academia de
la Lengua contempla el término marketing como voz inglesa y  acepta (no
sin polémica en el sector) la voz castellana de mecadotecnia, siendo definida
como “Conjunto de principios y
prácticas que buscan el aumento del comercio, especialmente de la demanda.
Estudio de los procedimientos y recursos tendentes a este fin.”
Según la American Marketing Association (AMA) el marketing se
centra en el establecimiento, desarrollo y mantenimiento de relaciones
continuas entre comprador y vendedor como fuente de beneficios mutuos para las
partes.
 El marketing es una disciplina de carácter científico
enmarcada dentro de las ciencias sociales (con una importante relación con la Sociología y la Psicología, especialmente en todo lo referente al análisis
de la conducta del consumidor) y que utiliza diversas técnicas y herramientas con la
finalidad de facilitar la adecuada toma de decisiones en el mundo empresarial
Una vez definidos los conceptos de creatividad y
marketing, llegamos a la siguiente reflexión: ¿Son compatibles los conceptos de
marketing y creatividad?
La respuesta es afirmativa,
particularmente si hacemos coincidir los términos en procesos relacionados con
la creación de nuevos productos y la captación de la atención del consumidor
donde la creatividad juega un rol de gran importancia. No obstante, no es
suficiente con aplicar cualquier tipo de creatividad con la finalidad de ser
“diferente” para captar la atención del consumidor o crear “obras de arte” con
destacada estética pero poco carácter vendedor.
Las
empresas con filosofía creativa

Las empresas con filosofía
creativa tienen planes estratégicos que contienen las palabras creatividad e innovación
en sus objetivos. En una organización creativa los directivos reaccionan
positivamente ante las nuevas ideas y tratan de encontrar modos de reforzar la
conducta creativa de todos los trabajadores, adquiriendo un compromiso fuerte
para llevar a la práctica e implantar en el menor tiempo posible las ideas que
son valoradas positivamente. La estimulación de la creatividad se considera a
todos los niveles, desde el diseño de las oficinas o fábrica hasta los
criterios que se siguen en los procesos de selección y en la evaluación del
personal.

La innovación y el lanzamiento de nuevos productos al mercado conllevan siempre un riesgo, por lo que siempre hay que tener
en cuenta la posibilidad de que el nuevo producto fracase. Si la empresa en vez
de analizar los motivos del fracaso y mejorar decide despedir a la persona que
lideró el proyecto para “dar ejemplo” a los demás, está reprimiendo el espíritu
creativo de toda la organización, ya que en el futuro nadie estará dispuesto a
asumir riesgos que pongan en juego su puesto de trabajo.
Fuerzas
que limitan la creatividad en las empresas
:
1.     Los trabajadores trabajan bajo una gran presión de tiempo.
2.     No están contempladas técnicas para estimular la creatividad.
3.     La alta dirección presenta resistencia al cambio.
4.     No existen recursos humanos ni técnicos para desarrollar las ideas novedosas.
5.     No está definido un sistema de recogida y evaluación de ideas.
6.     Las buenas ideas no son recompensadas ni reconocidas públicamente.
7.     No existe una predisposición por parte de los trabajadores a
participar y aportar nuevas ideas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.