Errores en las webs corporativas

La web corporativa es la tarjeta de presentación de cada empresa en Internet y la imagen que se proyecte influirá directamente a la hora de comprar sus productos o contratar sus servicios.

En 2015, el 54% de las pymes españolas disponían de página web y esta cifra aumentará hasta el 61% en 2016, según el estudio Páginas Amarillas Census 2015. Si atendemos a datos del informe ePyme, un 29% de las microempresas y un 75% de pymes y grandes empresas ya tiene web corporativa.

El portal Agenciasdecomunicacion.org destaca los 5 errores más comunes en las webs corporativas españolas:

1. Texto e imagen. El diseño debe reflejar la profesionalidad de la empresa así como tener un equilibrio entre texto e imagen. “A todos nos ha pasado de navegar por webs que solo hay imágenes y no encontramos la información que necesitamos o que hay tanto texto que nos da pereza leerlo todo para encontrar ese dato o información que nos interesa. Una web corporativa debe recoger la información principal de forma resumida y dejar un canal de comunicación abierto por si algún navegante quiere saber más“, explica Raquel Coba, directora del portal.

2. Decoración. El diseño nos debe ayudar a organizar la información y a aportar una navegación cómoda para el posible cliente. “Hay webs que meten colores y elementos decorativos solo porque son bonitos pero… ¿qué aportan? Cuando navegamos no buscamos webs bonitas sino ordenadas y profesionales que nos haga encontrar de forma fácil aquello que necesitamos“, aseguran desde Agenciasdecomunicacion.org.

3. Contacto. Podemos encontrar webs de empresa donde no hay ninguna dirección de email, teléfono o dirección de contacto. Esto hace que el negocio pierda credibilidad, además se cierran todas las vías de comunicación directa con posibles clientes. Toda web corporativa debe tener un área de contacto donde podamos encontrar un número de teléfono, una dirección de email o cuestionario para rellenar y una dirección con la ubicación de la empresa.

4. Plantillas. Es recurrente el uso de plantillas para hacer webs corporativas pero hay que tener cuidado ya que muchas pueden ser una trampa. Las plantillas pueden ayudarnos a definir la web e incluso a crear un esqueleto pero debemos modificarlas y adaptarlas a nuestro negocio. “No os podéis creer la de webs corporativas con elementos en el menú que cuando pinchas están en blanco porque no lo quitaron de la plantilla, tienen botones a redes sociales en las que no tienen perfiles por lo que no hay link o tienen los textos en latín que venían en la web de origen. Antes de lanzar una web a la red debemos revisar cuidadosamente que funcionan todos los links y botones, que en todos los espacios tenemos textos propios y que no tenemos nada que pueda perjudicar la imagen de nuestra empresa“, nos dice Coba.

5. Dominios y correo electrónico. La elección de un URL para la web corporativa y el email de contacto debe ser profesional. Usar servicios gratuitos como Hotmail, Yahoo, WordPress… nos resta seriedad como empresa. “Podemos buscar aquellos más económicos, pero descartar los gratuitos porque con ellos no transmitimos una buena imagen. También debemos tener cuidado con la elección del email no puede ser paquito123 o chiqui26, lo mejor es optar por nombre y apellido o inicial, punto y apellido”, aconsejan desde el portal.

Una vez tenemos estos 5 puntos desarrollados tendremos que tener en cuenta otros aspectos como no incluir música de fondo (normalmente molesta) y si se pone que se pueda desactivar, que la web se adapte a todos los dispositivos (también tabletas y smartphones), utilizar fotos propias y no de bancos de imágenes gratuitos, no copiar contenido de otros, etc.

Fuente: Dirigentes Digital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.