Iceberg a la vista. Un libro para la correcta toma de decisiones

Iceberg a la vista es un libro que utilizando la historia del hundimiento del Titanic, el barco calificado por sus constructores como “el insumergible”, nos presenta diez principios o normas para la correcta toma de decisiones.

Me parecen especialmente interesantes algunas de ellas:

Primar la buena decisión por encima del acierto o el resultado. Cuesta entender que una buena decisión no nos traiga buenos resultados, pero a veces pensamos que una decisión es buena siendo mala por culpa de obtener un buen resultado.

Tener claros los objetivos finales a conseguir, antes de decidir. Si no sabemos hacia donde queremos ir, tener un mapa es convertirnos en tontos ilustrados.

Filtrar la información y actuar de forma realista. Las personas hacemos una interpretación subjetiva de la realidad en la cual prima en muchos casos, la intención de evitar una pérdida. Cuidado.

Poner en práctica las decisiones tomadas aceptando las consecuencias. Está muy bien tener buenas ideas, pero está mejor ponerlas en práctica. Es más, no hay nada peor para un líder que no tomar decisiones por miedo a fallar. Equivocarse solamente es malo si no aprendemos nada de ello.

Los autores del libro son Miguel Ángel Ariño y Pablo Maella. La editorial es Empresa Activa. A continuación te dejo un vídeo con la presentación del libro:

2 thoughts on “Iceberg a la vista. Un libro para la correcta toma de decisiones”

  1. Es cierto que es difícil concebir la idea de que una decisión correcta no obtenga resultados satisfactorios, pero creo que forma parte del proceso de equivocarse y arriesgarse, ya que la única manera de aprender es cometiendo errores y aprendiendo de los mismos.
    Dicho de esta manera, puede parecer contradictorio, ya que la decisión correcta nos lleva a obtener resultados negativos, pero en ocasiones es necesario.
    Por ejemplo: Nuevas sociedades que se incorporan al mercado. Tratandose de PYMES, un gran número de ellas cuenta con una inversión inicial escasa, y la dirección y puesta en marcha les lleva en muchos casos a obtener perdidas durante los primeros años. Aquí no hablamos de errores ni decisiones incorrectas, pero si de resultados negativos. Es una realidad inminente y por la cual deben pasar muchas empresas para hacerse con un hueco en el mercado.

  2. En el mundo empresarial desgraciadamente no todas las apuestas buenas o decisiones correctas dan lugar a un buen resultado.Tenemos el ejemplo de la película "waterworld",en la cual kevin costner fracasó habiendo invertido mucho dinero en la realización de dicha película película.
    En lel caso.de las empresas como pequeños empresarios que tenían pymes habían decidido invertir en sus proyectos por su cuenta arriesgando sus ahorros y debido a la crisis económica fracasaron.
    David Azulay Torres
    Alumno de marketing de servicios UAH.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.