“El Ikea vasco” y la cama de madera de pino

Muebles Lufe es un ejemplo de que en el negocio empresarial se puede resurgir de las cenizas. De la ruina, al éxito. Este es el caso de este fabricante de muebles para el hogar que ha dado con una varita mágica para triunfar y ganarse el apelativo de “el Ikea vasco”. La calidad de la madera, unos precios competitivos y una cuidadísima atención al cliente son las principales claves del rápido crecimiento de esta start-up radicada en Azpeitia (Gipuzkoa). Su producto estrella es una cama de madera de pino que se puede montar en cinco minutos y cuesta 30 euros, “lo mismo o menos que un pantalón”, afirma su responsable, Enrique Arrillaga.

Lufe es “local”, “universal”, “funcional” y “ecológico”. El acrónimo sintetiza la filosofía de una empresa modesta, creada hace solo tres años, que ha logrado conectar perfectamente con la creciente demanda internacional de mobiliario con la filosofía “hazlo tú mismo”. “Muebles baratos y de calidad, made in Euskadi. No hay ningún otro secreto”, asegura Arrillaga.

La empresa vasca se dedica al diseño, fabricación y venta de muebles de bajo coste, con un diseño propio y material de alta calidad. Sus camas, mesas, sillas, estanterías, cabeceros, cómodas… están creados con madera maciza procedente de bosques autóctonos que han recibido la certificación ecológica PEFC. Aunque la empresa cuenta con una exposición en Azpeitia, donde se pueden ver y adquirir los muebles, su apuesta por la venta a través de Internet constituye la verdadera base de su estrategia, lo que le ha permitido eliminar los gastos derivados de intermediarios y distribuidores y colocarse en el mercado con unos precios que triunfan en la Red.

Sigue leyendo el reportaje de El País…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.