Informe “Comercio Conectado” de Nielsen.

El comercio electrónico dejó hace tiempo de ser un recién llegado, pero según qué productos o servicios está más o menos interiorizado en el consumidor español. Y en un país de ocio como el nuestro es precisamente el entretenimiento el que ha captado más su atención, de tal modo que un 58% ya gestiona sus viajes online, mientras que un 52% compra en Internet entradas para espectáculos, según el informe “Comercio Conectado” de Nielsen. Además, cuatro de cada diez ya hace clic justo antes de comprar libros y música, ropa y tecnología.

Sin embargo, la irrupción del comercio electrónico en realidad no supone una disyuntiva en el consumidor, entre si compra online u offline, sino que en realidad convergen y son complementarios.  No obstante, hay algunos espacios físicos que están perdiendo protagonismo claramente frente al digital. Es el caso de las agencias de viaje, pues sólo un 9% acude más a ellas que a internet. Y lo mismo sucede con las entradas a espectáculos, ya que apenas un 11% suele hacer cola en taquilla con más frecuencia que navegar en la red y llevárselas puestas a la sesión de turno.

¿Y la cesta de la compra?

Al contrario que con el ocio, el entretenimiento y la ropa, la alimentación también es online para sólo un 14% de consumidores, mientras que apenas uno de cada diez compra así productos frescos, y es que hay determinadas categorías de la cesta de la compra aún muy incipientes en esto del comercio electrónico. Lo mismo sucede con los productos de limpieza (10%), vino y bebidas alcohólicas (8%) y artículos para bebé (7%), todavía más asociados a la visita física al establecimiento.

De hecho, es mucho mayor el porcentaje de personas que hacen la compra más offline que online, en concreto más del 50% pisa más la tienda para comprar productos frescos, alimentación envasada, productos para bebé o artículos de cuidado del hogar. Por el contrario, apenas entre un 10-20% suele preferir el tacto de un ratón o una pantalla al de un carro de la compra para adquirir estos productos.

Por otro lado, si bien hacer la compra en internet todavía está pendiente de dar su salto definitivo, los pedidos online de comida ya preparada poco a poco van irrumpiendo con fuerza en los hogares, de tal modo que uno de cada cuatro consumidores ya ha probado las mieles del canal horeca digital. Y lo mismo sucede con los productos de belleza y cuidado personal, que ya un 27% sabe lo que es comprarlos mirando una pantalla.

Según Gustavo Núñez, director general de Nielsen España y Portugal, “la puerta de entrada tradicional al comercio electrónico es la compra de servicios, como puede ser un viaje, o los llamados bienes duraderos, como la electrónica, videojuegos, libros, etc. En cambio a los productos consumibles les cuesta más afianzarse en el consumidor, aunque algunos empiezan ya a destacar como los pedidos de comida o los productos de belleza, categorías que satisfacen momentos puntuales de necesidad y que están encontrando su hueco virtual dentro de los hábitos del consumidor”.

Fuente: MarketingNews

10 comentarios sobre “Informe “Comercio Conectado” de Nielsen.

  • el 12 marzo, 2017 a las 12:13 pm
    Permalink

    solo hay que darle tiempo, el mercado de productos alimenticios por vía online (productos frescos, preparados) está creciendo, solo hay que darse una vuelta por Madrid y ver que está todo lleno de bicis/motos de deliveroo, uber eats, etc.

    personalmente creo que es un sector que está creciendo muy rápido, el artículo comenta que sobre un 25% de la población pide comida por internet, pero lo que la gente no tiene en cuenta es que esas empresas han sido fundadas hace relativamente poco; sin más pondré el ejemplo de “glovo” que fue fundada en barcelona en 2015, y ya tiene presencia en varias capitales de provincia.

    es un sector que va a dar que hablar de aquí a nada, ya han comenzado a dar guerra una serie de empresas con diversas fusiones (“just eat” compró “la nevera roja”) y la guerra por fidelizar clientes (en esto sabemos amazón lo sabe todo)

    le deseo suerte a todas, un saludo

    marketing fundamentos ADE Tarde

    Respuesta
  • el 12 marzo, 2017 a las 2:47 pm
    Permalink

    Las compras por Internet son cada vez mas frecuentes ya que son más cómodas para los consumidores, con solo un click podemos obtener los que queremos desde cualquier lugar. Este tipo de compras no implican ningún esfuerzo por parte del consumidor, ya que el solamente deberá seleccionar los productos que desea y al día siguiente los tendrá en su casa. En cuanto a la cesta de la compra pienso que muy pronto también se realizarán más compras online ya que de esta forma nos evitaríamos las grandes colas de los supermercados.

    Respuesta
  • el 13 marzo, 2017 a las 7:07 pm
    Permalink

    El comercio electrónico ha ido en aumento porque la gente se ha dado cuenta de que comprando a través de internet se puede ahorrar tanto tiempo como dinero pues no tienes que ir personalmente a por eso que buscas. El ejemplo más claro es el de las entradas de cine ya que comprándolas por internet te ahorras un par de euros y además el tiempo de espera por las colas de gente que se forman sobre todo en los estrenos de grandes películas. Es por esto que las taquillas de cine o las agencias de viajes están condenadas a desaparecer más pronto que tarde.

    Sin embargo, a la gente nos cuesta más comprar por internet productos más cotidianos como la comida pues nos da más desconfianza que comprar ropa o un ordenador que son simples objetos y por tanto seguimos yendo al supermercado a por ellos y comprobar visualmente lo que compramos antes de consumirlo. Pero es cuestión de tiempo, tarde o temprano todo se realizará por internet.

    Respuesta
  • el 28 marzo, 2017 a las 9:49 am
    Permalink

    Este comercio, el comercio electrónico, ha ido aumentando a medida que los consumidores se han ido dando cuenta de la facilidad que conlleva un tan solo clic en la pantalla el ordenador, las miles de ofertas y cupones descuentos que existen en Internet, la comodidad de que el supermercado te lleve a casa la compra y tambien el ahorro de tanto tiempo que te puedes llegar a tirar en la tienda buscando aquello que necesitas.
    Si que es cierto que la gente desconfia mas de Internet a la hora de comprar productos alimenticios, ya que a mi parecer a la gente le gusta ver el alimento hasta inclurso tocarlo para ver si es de su agrado o no. ( Ej: frutas, verduras). Pero no quita la posibilidad de que a largo plazo se acabe realizando toda la compra por Internet.
    Alicia Goas Carracedo, Ade Tarde (alumna Marketing Fundamentos)

    Respuesta
  • el 1 abril, 2017 a las 4:55 pm
    Permalink

    Creo que la diferencia entre compras online y offline se debe claramente al tipo de producto y de compra que vaya a efectuarse, y hay algunos como bien dice el artículo que son más habituales que se compren virtualemente, mientras que en otros, por ejemplo, en el caso de hacer la compra en el supermercado los consumidores son mas reticentes o desconfiados. También influye la comodidad, pues hay compras que si se efectúan online resultan más fáciles que hacerlas en el lugar físico, aquí interviene también el tiempo que el cliente pierde esperando su turno.

    Con el paso del tiempo seguramente acabe normalizándose todo tipo de compra a través de la red, porque la tecnología avanza cada día aportando mayor seguridad al tráfico de las compras online, y las personas cada vez llevan un ritmo de vida más ajetreado y prefieren aprovechar su tiempo libre en otras actividades y agilizar los procesos de compra.

    Alumna de Marketing Fundamentos (ADE Tarde)

    Respuesta
  • el 1 abril, 2017 a las 5:57 pm
    Permalink

    La compra online supone un gran ahorro de tiempo para el consumidor. Sin embargo, hay determinados productos (que suelen ser los alimentos) que preferimos comprar acudiendo al establecimiento. Tal vez esto sea porque preferimos ver y tocar por nosotros mismos el producto que vamos a comprar para comprobar el estado en el que se encuentra, como por ejemplo la fruta.
    Por otro lado, como bien ha mencionado el artículo, una entrada a un concierto o un billete de avión no nos producen tanta desconfianza a la hora de comprarlor, es más, en mi opinión, preferimos comprarlos online ya que se nos facilitan innumerables ofertas y la compra acaba siendo más económica.

    Alumna de Fundamentos del Marketing ADE-T.

    Respuesta
  • el 2 abril, 2017 a las 11:33 am
    Permalink

    Pienso que poco a poco acabaremos comprando casi todo de forma online ya sea ropa,electrónica,alimentación… debido a la comodidad que esto supone.
    Pero es cierto que actualmente,como dice este artículo: “los productos consumibles les cuesta más afianzarse en el consumidor.” Como el caso de la alimentación,comprar productos alimenticios de manera online,no es lo más habitual actualmente. Pienso que esto puede ser por falta de confianza por parte del consumidor ya que no es lo mismo ir a la tienda y escoger tú los productos que quieres viendo en el momento como son o el estado que están, que por el contrario realizar el pedido online. Que el pedido te llegará en buenas condiciones y acorde a lo que pediste,sí,pero pienso que esto a la mayor parte de los consumidores aún así no les transmite seguridad y prefieren comprarlos en las tiendas.
    Con el paso de tiempo las tiendas físicas irán perdiendo protagonismo como está ocurriendo ya en la actualidad, de tal forma que acabaremos comprando todo desde nuestras casas lo cual presenta una mayor comodidad.

    marketing fundamentos ADE Tarde

    Respuesta
  • el 2 abril, 2017 a las 2:52 pm
    Permalink

    En mi opinión, los consumidores no realizan compras de alimentos por internet porque no pueden comprobar la calidad en la que se encuentran los alimentos. Cuando el consumidor compra los alimentos en el supermercado puede comprobar el estado en el que se encuentra el producto; fecha de caducidad, calidad del producto…
    En el caso de la ropa, por ejemplo, este punto de vista cambia dado que, si una camiseta viene defectuosa el consumidor puede apreciarlo rapidamente y devolverla, pero si se diera el caso que comprase un producto alimenticio en mal estado puede que no lo aprecie en el momento o que incluso no llegue a percatarse.
    En resumen, en mi opinión el consumidor ve la compra de productos alimenticios como un riesgo innecesario, dado que le será más cómodo acercarse al supermercado más proximo a hacer sus compras, escogiendo los productos que quiera, que arriesgarse a comprarlo por internet y que reciba productos que no tengan las condiciones y la calidad que el consumidor esperaba al hacer la compra.

    Alumno de “Marketing Fundamentos” ADE-TARDE

    Respuesta
  • el 2 abril, 2017 a las 5:34 pm
    Permalink

    He encontrado en el periódico diario sur un artículo acerca de la evolución de la compra por internet que quizás pueda ser de interés para usted. Aquí le dejo el enlace: http://www.diariosur.es/malaga/201611/14/aumento-compras-internet-planta-20161113201613.html
    En este artículo nombra que los productos de consumo no se deben de sentir aún amenazados por las compras virtuales debido a que estas se centran más en clientes jovenes y en servicios como las agencias de viaje, por otro lado nombra que para hacerle frente a esta nueva evolución de las compras se deben de añadir nuevas esrategias como productos más ecológicos que quizás no se puedan adquirir por Internet.

    Respuesta
  • el 2 abril, 2017 a las 9:03 pm
    Permalink

    El comercio electrónico es para mi un gran avance y pienso que ha llegado incluso tarde a nuestras vidas, porque el poder comprar estando sentado en el sofá de tu casa es una ganga. Y un gran ejemplo de esto, es Ámazon, el comercio electrónico por excelencia, donde al año se producen millones de compras y cada año consigue mejorar en seguridad y en rapidez en la entrega de los productos. Una vez afirmado que estoy muy de acuerdo con el comercio electrónico, he de decir que bajo mi punto de vista, no me gustaría que el comercio conectado o electrónico se apoderase del alimenticio, porque pienso que para la compra de alimentos tu has de ver si o si el producto, y en el estado que está, para poder elegir si comprarlo o no. Pienso que para la compra de la mayoría de productos es un gran avance, pero para la compra de alimentos, en mi opinión no, porque no me gustaría comprar comida sin ver su estado ni su aparencia.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.