Inteligencia artificial en eCommerce

Parecía ciencia ficción pero ya es una realidad en muchos sectores. El de la inteligencia artificial es un mercado imparable y será difícil concebir el futuro sin su desarrollo. De hecho, ya es imposible entender el mundo actual sin tecnologías inteligentes. Nos hacen la vida más fácil sin que nos demos cuenta. También en la venta online. La inteligencia artificial en eCommerce ha llegado para quedarse y satisfacer el afán de muchas empresas por aventajar a sus competidores.

¿Por qué hay que tener en cuenta la inteligencia artificial en eCommerce?

En la era de la omnicanalidad, el eCommerce se han convertido en uno de los canales de venta preferidos y la compra online en una alternativa sólida que promete dejar atrás los sistemas tradicionales. El comercio digital crece. Las empresas online buscan nuevas fórmulas para seguir batiendo sus propias marcas, mejorar el alcance y el rendimiento de su negocio.

Nuevas estrategias, modelos y tecnologías capaces de optimizar las compras por Internet y de enriquecer la experiencia de los clientes. Ahí están los grandes desafíos: en campos tan diversos como la logística y en la capacidad de los eCommerce para conocer a los usuarios, relacionarse con ellos y complacer sus demandas.

Si algo genera el comercio electrónico es una gran cantidad de datos. Cuanto más sepamos de lo que dicen y hacen los consumidores en cada momento más útil será para nuestro negocio. Cuanto mejor se administre esa información y mejor se aproveche, mayor valor tendrá.

En este sentido, el big bata es un gran aliado de los vendedores online, que ahora cuentan, además, con la complicidad de la inteligencia artificial para agilizar la gestión de esa cantidad inmensa de datos y ganar un nuevo espacio dentro del mercado eCommerce.

Pero, ¿qué es la inteligencia artificial?

El cine, la literatura, los videojuegos… han sido los primeros en mostrarnos el impacto que puede tener la inteligencia artificial en nuestra vida con el paso del tiempo. Una visión catastrofista, en muchos casos, que las grandes compañías tecnológicas intentan corregir con ejemplos y explicaciones que exigen un debate abierto desde un punto de vista ético.

La inteligencia artificial es un área de la informática que desarrolla sistemas inteligentes, máquinas capaces de comportarse y de tomar decisiones que normalmente se le atribuyen a la inteligencia humana, como el lenguaje natural, reconocer a una persona por su cara, por su voz, poner en contexto una serie de datos o información y actuar en consecuencia, improvisar y tomar decisiones inteligentes a partir de nuevas variables.

Inteligencia artificial: ¿qué hace para mejorar la vida de las personas?

La carrera por dominar estas nuevas tecnologías ha comenzado y empiezan a verse los resultados, aunque todavía es pronto para anticipar las consecuencias que va a tener más allá de lo que ya es evidente: conducimos coches inteligentes (o conducen ellos por nosotros), hablamos con asistentes virtuales que reconocen nuestra voz y conocen nuestros gustos, pagamos la compra, desbloqueamos dispositivos y entramos en conciertos por la cara, vemos las series que nos recomienda Netflix, los productos que nos sugiere Amazon…

Y todo gracias a tecnologías inteligentes, claves para el desarrollo de la economía digital: machine learning, deep learning, lenguaje natural, reconocimiento facial, automatización de procesos robóticos, biometría, reconocimiento de emociones…

Es un campo en crecimiento, en número y prestaciones. No solo crean tecnologías nuevas sino que perfeccionan cada vez más las habilidades propias de la inteligencia humana de las que son capaces para poder reemplazar a personas de carne y hueso en sus puestos de trabajo. Todavía no son pueden resolver las tareas más complejas y creativas pero ya dominan el aprendizaje automático, una de las herramientas más prácticas de la inteligencia artificial en eCommerce.

En este caso, el machine learning permite programar sistemas para tomar decisiones automáticas a partir del análisis de grandes cantidades de datos. Identifican patrones, aprenden y convierten los datos en prediciciones.

Sigue leyendo el artículo completo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.