Las empresas y las buenas personas

Si algún día tienes que contratar o seleccionar a alguien para un puesto de trabajo intenta siempre por encima de cualquier otra cosa que sea una muy “buena persona”.

Eso de ser una muy buena persona o no serlo debería ser tenido muy en cuenta en todos los currículums o entrevistas de selección, antes incluso que el expediente académico.

Y cuando digo una “buena persona” no me estoy refiriendo a una persona normal sino a una buena persona de las de verdad, de ésas que le mete mano a todo y que se preocupa por hacer las cosas bien, por aprender, por dejar todo bien puesto, limpio, ordenado y por terminar las tareas aunque tenga que echar más tiempo.

Una “buena persona” hace las cosas por sí misma, por su propia voluntad, con un muy alto sentido de la honradez y de la responsabilidad.

Sus valores como persona, como ser humano les hace ser así. No tienen remedio. Les sale sin que nadie les tenga que decir nada. Es su naturaleza.

Las “buenas personas” son iguales de “buenas personas” tanto en el trabajo como en la calle, en su casa o donde sea. Da igual donde estén. No son de ésas que son de una forma de ser en un lado y luego en otro sitio ya no tienen nada que ver y cambian por completo según las circunstancias o con quienes estén.

Así hay gente que en la calle, con sus amigos o con su familia son muy “guays” y muy “enrollados” pero luego cuando ya están en el trabajo o en circunstancias que son ajenas a su entorno cercano se vuelven distantes, fríos y desagradables.

Parece como si de pronto estuvieran ante el “enemigo”. De tal modo que cuando trabajan y están delante de clientes o usuarios se comportan auténticos “antipáticos”.

No sé, digo yo que será cosa tal vez de tener poca o nula personalidad y por supuesto, sobre todo, de tener un bajo nivel humano. No lo sé. A saber. Un misterio. Cada persona es un universo.

Ahora, como si lo estuviera viendo, saldrán los cuatro de siempre que dirán que eso de ser “buena persona” es algo subjetivo, relativo según cada cual, y que para saber eso bien habría que hacer primero

Sigue leyendo el artículo completa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.