Magnanimidad en tiempos de crisis

índice

Magnanimidad viene de “magnus animus”, es decir, de “alma grande”. El magnánimo es aquel que tiene el alma grande, que se propone metas grandes, y que pone empeño en conseguirlas. Porque el magnánimo es realista (no se propone cosas que no pueda conseguir), pero va siempre un paso más allá de lo esperado. Y es en esa “extra mile” (como se dice en inglés) como consigue hacer el mundo un poco mejor.

Lo contrario a la magnanimidad, al ánimo grande, es el ánimo pequeño, “pusillus animus” en latín: la pusilanimidad. El pusilánime es aquel que por comodidad, por miedo al fracaso, por cobardía o por pereza, se conforma con ir tirando, con alcanzar metas que están muy por debajo de lo que podría alcanzar si se lo propusiese.

El pusilánime es un ser egoísta: se fija sólo en él, sin darse cuenta del bien que podría hacer a su alrededor, si se atreviese a complicarse un poco la vida. El magnánimo, en cambio, necesariamente piensa en los demás. Alguien de ánimo grande no se encierra en sus cosas, sino que piensa en el bien de los que le rodean, hasta sacrificarse lo que haga falta por ellos.

En estos tiempos que vivimos, necesitamos más que nunca gente de alma grande, gente que se complique la vida, gente que sea capaz de sacrificar sus propios intereses por el bien de los demás.

 Aunque esta actitud debemos vivirla todos, es más necesaria cuanta más capacidad de influir se tenga. Por eso necesitamos dirigentes a todos los niveles- que sean magnánimos. Un conocido mío se queja con frecuencia de que hay demasiada “gent petiteta”, gente pequeñita. Y, aunque me resisto a darle la razón, la realidad -que es tozuda- está, me temo, de su parte: nos sobran muchos pusilánimes, y nos falta más gente magnánima.

Estos párrafos del Blog Empresa y Sociedad, son un resumen de la conferencia del Profesor Joan Fontrodona sobre “Magnanimidad: Grandeza de ánimo en tiempos de crisis” en el Foro del IESE Women’s Lobby. Aquí tenéis la presentación.

Crisis, paro, deuda, prima de riesgo, rescate… Parece imposible que el país se despegue de estas palabras, sin embargo, si nos fijamos bien, España es un país lleno de oportunidades. Solo hay que cambiar el punto de vista. Te dejo un vídeo para facilitar una visión positiva de la crisis y practicar la Magnanimidad.

2 comentarios sobre “Magnanimidad en tiempos de crisis

  • el 24 noviembre, 2012 a las 10:18 pm
    Permalink

    Hola,

    Sobre esta entrada quería hacer un breve comentario:

    España tiene mucho potencial que actualmente no se está aprovechando. Debemos reestructurar la situación actual para poder salir adelante.

    Un Saludo, Leticia Gimenez

    Respuesta
  • el 28 noviembre, 2012 a las 11:14 am
    Permalink

    Me parece una buena entrada que da lugar a la reflexión: ¿realmente como somos? ¿nos gusta ser activos o nos dejamos llevar por el resto?

    Aunque sea algo difícil y costoso de mantener en algunas ocasiones, tenemos que ser magnánimos. Esto cuesta mucho cuando el momento no nos acompaña, no hay gente a tu lado que te apoya con la actitud necesaria,… Pero precisamente por esto, hay que luchar por tener la actitud propia del magnánimo, si tú no eres capaz de moverte e intentar grandes cosas ayudando a los demás y te dejas arrastrar por la marea de las personas "pusilánimes"…¿dónde podemos acabar? Nos quedaríamos esperando a que los demás hagan o cumplan nuestros sueños sin luchar por ellos, y con lo que es lo más importante: ¡sin saber qué pasaría si lo intentásemos nosotros!

    Por estos motivos y por la situación económica en la que vivimos, tendremos que ser magnánimos en todo lo que hagamos. Aunque creamos que con nuestras acciones no se va a cambiar nada porque son pequeñas en comparación con lo que sería necesario realizar actualmente, os animo a que las hagáis, porque los grandes cambios no se hacen de un día para otro, sino poco a poco y afianzándose de manera progresiva con pequeñas y valiosas acciones.

    Un saludo, María del Val Bravo

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.