Marketing Internacional de la Música clásica

André Rieu inició su carrera musical siendo niño y perteneció a diversas orquestas hasta que en 1987 fundó la propia, con el nombre neerlandés de “Johann Strauss Orkest” y a partir del año siguiente, empezó su fulgurante carrera de éxitos por todo el mundo, comenzando por su propia patria (Holanda), y convirtiéndose en una de las grandes estrellas de la música al nivel de los más prestigiosos artistas de pop o de rock, al tiempo que ganó multitud de adeptos y aficionados a su música.
Con su característico estilo de difundir la música clásica, que otrora parecía reservada a las clases de élite o acomodadas, André Rieu decidió ponerla al servicio de un público joven y en aquellos lugares que dichos jóvenes suelen frecuentar, bien sean de ocio o culturales, tales como plazas públicas y estadios deportivos. Y lo consiguió con gran éxito, pues ganó diversos premios como el Top 10 o el Top 100, este último ostentando un número uno.
Hace unos días encontré un vídeo de uno de los conciertos de André. Me entusiasmó. Enseguida pensé que estaba experimentando una estrategia de Marketing Internacional de la música clásica.

Una cuidada puesta en escena. Decorados, iluminación muy bien pensada que realzaba el auténtico espectáculo que estaba contemplando. Pantallas gigantes en los laterales del escenario para los primeros planos, el modo de vestir los músicos de la orquesta, algunas palabras que provocan la sonrisa, etc.
Me quedé impresionado de las reacciones del público asistente. Emociones, rostros alegres, acompañaban la música con aplausos, bailaban todos muy contentos, etc. El ambiente era de alegría, se notaba en los rostros de los componentes de la orquesta y del público. Comprobé que André estaba disfrutando, ilusionado con su trabajo.
 
Consulté la web oficial y el canal de YouTube. Me he convertido en un fan de André. Llevo días disfrutando de su música, mientras trabajo o al escribir esta entrada. Decididamente, André es un mago de la música.
 
Después de los vídeos anteriores, te dejo el vídeo de un concierto en Berlín. ¿qué te parece?
 
 

4 comentarios sobre “Marketing Internacional de la Música clásica

  • el 19 Abril, 2015 a las 7:03 pm
    Permalink

    La música clásica suele estar dirigida a públicos más elitistas o con un nivel económico alto, y que André Rieu haya decidido enseñar su talento a otro tipo de público me parece genial.

    Según mi punto de vista, la gente que suele ir a estos tipos de conciertos, suele ser gente que se fija mucho en la forma de comportarse de los demás, no suelen mostrar sus sentimientos de forma natural, se preocupan por el qué dirán… Y al publico que se dirige este autor es "libre". Como se ve, expresan sus sentimientos de alegría, emoción, tristeza e incluso bailan.

    Creo, que eso, sí es un trabajo bien recompensado, solo hay que ver la cara de alegría y emoción que tiene el autor, al ver que el público disfruta con su trabajo.

    Creo que, también le ha dado otro aire a la música clásica. Viendo los videos de la entrada, se observa que no solo es música lenta o bandas sonoras, sino que intenta llegar a todos los públicos (niños, adolescentes, jóvenes y adultos), con canciones de Mary Poppins o ABBA.

    No hay mayor recompensa para este autor que ver a la gente disfrutar y expresar sus emociones con su música.

    Miriam Rodríguez
    Universidad de Alcalá de Henares
    Marketing: Fundamentos

    Respuesta
  • el 23 Abril, 2015 a las 9:18 am
    Permalink

    Una muy buena forma de innovar para un estilo de música reservado y clásico que en las últimas décadas ha perdido muchos seguidores.

    Sin duda, este puede ser el camino correcto para acercar la música clásica a personas con menos recursos o más jóvenes de edad, de lo que estamos acostumbrados a ver.

    Respuesta
  • el 23 Abril, 2015 a las 9:41 am
    Permalink

    Tiene mucho mérito lo que André Rieu ha conseguido. Llevar la música clásica hasta los más altos niveles es algo tremendamente difícil y más en la actualidad. La clave de su éxito ha sido sin duda saber ver bien que es lo que el público quería y adaptar su estilo a lo que podría demandarse. Sin duda la música clásica es de los tipos de música más bellos que existen y André Rieu ha dado con la tecla para acercarla a todos los públicos.

    Adrián Menéndez Touset
    Alumno de Marketing Fundamentos y Marketing Internacional
    Universidad de Alcalá de Henares

    Respuesta
  • el 2 Mayo, 2015 a las 4:24 pm
    Permalink

    No conocía el nombre de André Rieu ni su labor como divulgador de la música clásica de esta forma. A mí personalmente siempre me ha gustado la música clásica, y aunque no toda es accesible al gran público (a mí no me gusta toda de hecho), estoy seguro que todo el mundo se ha conmovido escuchando obras de Vivalvi, Mozart, Bach, Beethoven, etc.

    Actualmente la forma en la que solemos consumir música clásica moderna (casi sin darnos cuenta) es a través de las bandas sonoras de películas… quién no conoce la melodía de ‘El Señor de los Anillos’, ‘Harry Potter’, ‘Star Wars’… o quién no se ha enamorado de la banda sonora de ‘Amélie’ de Yann Tiersen o de ‘Intocable’ de Ludovico Einaudi… me sorprendería mucho encontrar a alguien que afirmara que está música no transmite nada.

    La teoría que propongo para explicar que el gran público elija otros estilos y trate a la música clásica como algo cutre es, que al ser menos simple pues no basa su estructura en 4-5 acordes (véase vídeo adjuntado en el que se demuestra que la mayoría de los ‘hits’ musicales del momento son la misma canción), requiere de una mayor concentración por parte del oyente, y al 99,9% de la gente hoy en día prefiere lo simple y directo.

    Y bueno comecialmente hablando, la música es importantísima y los expertos en neuromarketing lo saben. Dependiendo de la música que se reproduzca en un centro comercial, podemos vernos más o menos inclinados a comprar, por poner un ejemplo.

    Por otro lado, el mercado musical no sólo implica la música… Los artistas generan tendencia y son explotados (y se dejan explotar) siendo imagen de marcas, incluso llegando a tener marcas propias: ropa, relojes, colonias… la música es simplemente la excusa para todo lo demás.

    Esto no es ni bueno ni malo siempre que no se llegue al límite, es decir, que la música pase a ser la segunda (o tercera) profesión del artista. Y alguno que otro por ahí lo ha pasado con creces.

    PD: os dejo un concierto en vivo de un grupo de rock alternativo que combina guitarras y baterías con una orquesta clásica.

    Álvaro Sánchez Contera
    Alumno de Marketing: Fundamentos. ADE (tarde).

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.