Marketing y el valor de lo digital

Como casi todos pensamos, la innovación es crear algo nuevo, diferenciador y que consiga crear tendencia en el mercado. Pero, con la alta competitividad que vivimos hoy en día hay que intentar estar siempre un paso por delante y cada vez en un menor espacio de tiempo.

Para ello, las empresas, especialmente las Digitales, deben de seguir innovando, empezando por tener un foco claro y tratar de verticalizar las soluciones para poder tener una especialización que les permita cubrir y generar necesidades y así, entrar en el mercado de una manera diferencial, creando esa tendencia en un sector, cada vez más especializado.

Además, estamos en un momento en el que la competitividad lleva a crear una transformación de manera horizontal. El copia y replica es la inercia que impide la innovación, ya que para poder realmente innovar se necesita una transformación vertical que sea un cambio radical en el mercado, que permita crear esa tendencia en la que los competidores te miren a la hora de sacar novedades, consiguiendo que te copien y así saber que vas un paso por delante, es decir, generando valor en el sector.

Para que todo esta pueda ocurrir, debe haber un departamento que lidere esta transformación que, desde la dirección general, el departamento de operaciones y con ayuda a las nuevas tecnologías y herramientas de Marketing, sean los que marquen un rumbo común y puedan cubrirse todas las necesidades de la transformación digital.

Transformación de 360º

Ahora, y entrando un poco más en detalle, especialmente en uno de los sectores verticales que se enfrenta a un desafío clave para su supervivencia, el Retail, es cuando la transformación digital 360º, así como el marketing y la comunicación en el punto de venta, deben ir unidos para tener un hilo conductor que permita ofrecer valor, tener una coherencia y pueda conseguir una mayor interacción por parte del cliente.

El usuario ya tiene acceso a toda la información y puede ver lo que quiere en cada momento formando parte activa de la comunicación. La clave es que el Retail, a través de la tecnología y con la ayuda del marketing, genere contenidos y estrategias en línea con los hábitos de los clientes y permita una fácil adaptación de los mismos al entorno digital de la tienda.

Con ésto, el límite entre el comercio online y offline desaparece a medida que nos vamos enfocando en satisfacer las necesidades personalizadas de cada cliente y con ello, mejoramos su experiencia. Por tanto, hay que dejar atrás ya esa división entre canales online y offline; el cliente ya no lo hace, simplemente demanda una experiencia de compra integrada. Es ahora cuando conquistar el cliente en el punto de venta se ha convertido en la máxima prioridad para el canal, y donde la tecnología y el marketing juegan un papel fundamental.

Experiencia integrada

En definitiva, se busca una experiencia integrada y única del cliente en “todos los sentidos”. Una experiencia de compra que está evolucionado con los años y que ha pasado de compras en tienda a transacciones por Internet. Si bien esto último es más cómodo, le falta la satisfacción instantánea de comprar algo en el comercio, así como de tratar de tú a tú con las personas que trabajan ahí.

Para aprovechar al máximo esta experiencia, contamos con la cartelería digital, ya que mejora al atraer visualmen­te a los clientes y aportarles información adicional. Esta nueva tecnología aumenta la satisfacción del cliente durante el tiempo que pasa en el local y hace, sin duda, que quieran repetir. Es aquí, donde las empresas tecnológicas que ofrecen soluciones digitales para el Retail, como para otros sectores verticales, son las que deben de seguir innovando y crear tendencia, aportando soluciones a cada necesidad y ofreciendo valor, tanto al canal como a su cliente final.

Antonio Gómez Sevillano

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.