Mujeres en primera línea

 Los avances de la mujer en el mundo laboral son evidentes y muy importantes, pero existen aún muchas de las antiguas barreras.
Los frenos para el avance de las mujeres en sus trayectorias profesionales son varios: algunos estructurales, es decir, dependientes de los sistemas y políticas formales de las empresas; otros personales, dependientes de las decisiones sobre el estilo de vida y las prioridades que cada persona escoja como opción (tiempo para el trabajo, para la familia, para la vida personal…); otros culturales, dependientes de la mentalidad empresarial y social más o menos institucionalizada y, por último, el más difícil de cambiar, son las creencias personales de cada uno de nosotros, que muchas veces generan un sesgo inconsciente. Entre ellas se encuentran las etiquetas, los prejuicios, los límites que se autoimponen mujeres y hombres, y que, a su vez, imponen a sus colaboradores, limitando así las alternativas de acción.
En los dos vídeos siguientes,  puedes ver un reportaje de Informe Semanal de TVE del 2009. A pesar del tiempo transcurrido, sigue siendo muy actual.

Las personas decidimos nuestra actuación muchas veces sin pensar suficiente, determinados por etiquetas, prejuicios personales y sociales que no sólo impiden a la mujer avanzar en sus trayectorias  , sino que también inspiran muchos de los conflictos no resueltos entre personas, empresas y naciones. Conocer que existen es el primer paso para poder liberarse de ellos.
 

One thought on “Mujeres en primera línea”

  1. Como bien explica la entrada, el sexo femenino día a día va traspasando las barreras que ha ido teniendo a lo largo del tiempo, pero a pesar de los cambios en la forma de pensar de muchas personas sigue habiendo barreras para este sexo.

    Como nos dice la parte uno del vídeo, un claro ejemplo son los puestos de dirección de las empresas, aunque las mujeres puedan tener la misma preparación, los perjuicios son los de siempre, puede quedarse embarazada, tendrá que salir del trabajo si sus hijos se ponen malos, etc.
    Las mujeres pueden comprometerse de la misma forma que los hombres, pueden cumplir con su trabajo sin perjuicio de tener que atender a sus hijos u otros problemas.

    Además, el mismo problema de tener que salir a cuidar a sus hijos les puede surgir a los hombres ya que los hijos son tanto de una mujer como de un hombre pero, siempre se ha tenido la idea de que de los hijos se debe encargar la mujer mientras el hombre trabaja y esto no es así, ambos son iguales y aunque existan ciertas barreras todavía, esta idea se ha ido implantando con los años.

    Las mujeres pueden ser igual de competentes que los hombres e incluso como dice el vídeo, existen estudios que afirman que la mujer puede mejorar un negocio por diversos motivos, entre ellos por cambiar las formas de enfocar la empresa.

    Por todo esto, hay que animar a la mujer a no autoimponerse barreras, deben saber que son capaces de romper la cultura empresarial creada por el sexo masculino y cambiar los roles establecidos.

    Miriam López Ortiz. MK.Fundamentos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.