No te quedes quieto y quejándote

Proyecto de ayuda a las personas desempleadas y a
aquellas que quieran mejorar su empleo actual.
Todo ello gratuito. Acompaño a
la persona hasta que encuentre el objetivo. Asesoramiento y orientación
laboral, presentación a ofertas de trabajo para los empleados. Facilitar a las
empresas los candidatos idóneos. Sin duda la web del empleo y de los RRHH.

El blog de Alberto Carcelo describe su contenido con el párrafo anterior. Una de sus
entradas es “Vivimos un momento de oportunidades”

Sobre este tema, puedes escuchar una entrevista en Radio Inter (Grupo Intereconomía) del pasado día 18/01/2014 dentro del Programa “Con ganas de trabajar”. Participa también Alexandra Tapia,
Socia de Talent Profits.

 Audio del Programa

En dicha entrevista,
se anima a las personas a emprender. Se insiste en que “No te quedes quieto y
quejándote. Las quejas no te ayudan a mejorar ni a conseguir tus objetivos.
Tenemos que hablar menos y hacer más”.
Todo esto, me ha recordado la importancia de tener un proyecto profesional que sea coherente con el proyecto personal, con unos
objetivos claros y concretos. Dichos objetivos se alcanzan con un plan de
acción a corto y a medio plazo (revisado y actualizado con regularidad),
con
paciencia, fortaleza, humildad, etc. Hay que superar los miedos que nos impiden ser realista y
asumir con responsabilidad los riesgos que cualquier decisión lleva consigo.

Seguro que te ayudará a tener claro qué es la zona de confort
y salir de ella lo antes posible. El vídeo siguiente, te servirá para reflexionar sobre este tema. 
¿Cuál es tu zona de confort? ¿Has concretado tu proyecto
profesional? ¿Tienes ganas de trabajar y mejorar tu formación profesional y
humana?

One comment on “No te quedes quieto y quejándote

  • General Failure , Direct link to comment

    Me he sentido muy identificado con el contenido de este articulo.

    Acabo de dejar mi trabajo en España, mi casa, mi familia a mis amigos y mi bendito coche, y me he ido a otro país a trabajar en otra empresa en un trabajo que no se hacer y en un idioma que no domino. Muchas cosas negativas, si, pero es solo una cara de la moneda.

    Llevo un mes en formación en mi empresa nueva, ya tengo una casa, una nevera llena, un "numero de la seguridad social", un cierto grupo de conocidos/potenciales amigos, y mis habilidades técnicas y lingüísticas progresan cada día.

    Yo tenia un mal trabajo que a cambio de muchísimas mas horas de las legales me permitía pagar mi casa mi coche y la universidad. Sin futuro, con un destino que me revolvía el estomago, y no veía ninguna solución clara.

    Por otro lado estaba en mi zona de confort, donde me sentía cómodo. Me relacionaba con la gente que me gustaba y conocía, tenia mi casa completamente adaptada a mi gusto y mis necesidades, podía ver a mi familia casi a diario, y llevaba en la misma rutina 5 anos. No era una buena rutina pero se me daba bien. No me hacia feliz pero me permitía sobrevivir.

    Cuando se me presento la oportunidad de dejarlo todo atrás y empezar de nuevo, desde cero, al principio tuve miedo. Todo eran dudas e incertidumbre, pero sabia que era lo que llevaba deseando toda mi vida, el gran reto. Demostrarte que puedes lograrlo en otro país, sin ninguna red de seguridad, en otro idioma, en una empresa líder.

    Aun estoy construyendo aquí mi zona de confort y me llevara un tiempo. Cuesta mucho esfuerzo, pero merece la pena. Pero todo lo que estoy aprendiendo, la gente que he conocido y conoceré, y las cosas que seré capaz de hacer cuando comience por fin a ser productivo de nuevo, compensan todo lo negativo, las incomodidades, el miedo, las dudas…

    Me paso lo mismo a una escala mucho menor cuando abandone el nido paterno. Al principio son todo dudas y miedo, pero hay que plantearse objetivos, que estas haciendo con tu vida, que quieres hacer con ella, y como llegar hasta allí. Y muchas veces el camino no nos gusta pero es pasajero, y necesario. Es el sacrificio que hay que hacer para crecer y mejorar.

    Hay que pensar en que hacemos y que seriamos capaces de hacer. Aunque parezca imposible, si otras personas lo hacen, nosotros también somos capaces de hacerlo. Por mas que asuste o duela, merece la pena, y cuando suceda seremos mejores de lo que eramos antes.

    Animo a todo el mundo a viajar, dentro de sus posibilidades, a ponerse en la piel de otros, a ampliar sus horizontes, a aprender otros idiomas, a adquirir nuevas habilidades, a repensar sus suenos como carreras profesionales realistas y no como ilusiones.

    Elegid un camino y comenzad a andarlo, por que tarde o temprano mirareis hacia atrás y veréis que ya lo habéis recorrido y habéis llegado a vuestro destino.

    Y justo entonces, os planteareis un nuevo camino!!

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.