Optimismo

En su libro “El hombre en busca de sentido“, el psicólogo y psiquiatra Viktor Frankl, que estuvo varios años encerrado en diversos campos de concentración nazis, cuenta que los presos que allí se encontraban que tenían deseos de sobrevivir y le veían un sentido a su situación, tenían más aguante y sobrevivían. Sin embargo, los que tiraban la toalla anímicamente, se desmoralizaban y no veían futuro a su vida, sucumbían, resistían menos y muchos de ellos morían.

Por otro lado Sheena Iyengar, en su reciente libro “The art of Choosing(libro que recomiendo) dice que entre los enfermos de sida y los afectados por algún tipo de cáncer, aquellos que tienen deseos de superar su enfermedad tienen una tasa de supervivencia muy superior a la de aquellos que sólo piensan en la mala suerte que han tenido. Es más, dice Sheena, algunos de los más optimistas piensan que se van a curar porque quieren curarse.

Todo esto viene a cuento de  que muchas veces nuestra realidad depende de la actitud que tenemos ante los acontecimientos. Ante una situación como la actual de dificultades económicas y desempleo, el que no hace más que darle vueltas a su desgracia y maldecir su mala suerte lo tiene más difícil para salir de su situación. Mientras que los que quieren ser protagonistas de su futuro y creen que pueden modelarlo con sus decisiones se ponen manos a la obra y tienen muchas más posibilidades de salir adelante. Seamos optimistas, y sin negar la realidad, veamos las muchas posibilidades que tenemos por delante.

3 thoughts on “Optimismo”

  1. En este link hay también un texto interesante sobre el optimismo en Inglés.
    Una frase: Promise yourself to look at the sunny side of everything and make your optimism come true.

    Saludos desde Amsterdam

  2. Yo pienso que hay que ser siempre lo más optimista posible. Intento serlo y es cierto que cuando finalmente las cosas salen mal, el batacazo es muy grande, pero cuando salen bien te das cuenta de que ha merecido la pena.

    Saludos

  3. Es un gran artículo sobre el optimismo. Una cosa está clara, el éxito de todos nuestros proyectos, problemas o ideas depende de la actitud que tengamos hacia éstos. Si se toma una actitud optimista, se hará todo de otra manera sabiendo que aunque nos cuesto se llegará a lo que deseemos o afrontar el problema con éxito. En cambio, si tomamos una actitud derrotista todo cambia, no tenemos ganas de avanzar, de realizar más cosas para alcanzar ese proyecto o sueño… lo abandonamos o nos dejamos llevar por el espíritu pusilánime que ya vimos en un anterior post.
    Por esto, si tomamos una actitud positiva ante todo lo que nos venga en la vida tanto bueno como malo se realizará todo lo posible de buena gana y sabiendo que lo podremos conseguir aunque el camino sea difícil. Y si por el contrario, no conseguimos alcanzarlo, sabremos que hemos hecho todo lo posible para lograrlo, y tendremos una mayor experiencia para los próximos retos que nos surjan que facilitarán el resultado exitoso que buscamos.
    ¡Seamos lo más optimistas posibles para que nuestra vida sea algo más fácil y ayudemos con esta actitud al resto!
    Un saludo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.