¿Podemos pasar más tiempo con nuestros hijos?

pasar-mas-tiempo-con-nuestros-hijos-pic

Una campaña publicitaria por los derechos de los inmigrantes nos presenta a varias madres y sus empleadas domésticas. A ambas les hace las mismas preguntas sobre su hijo en el primer caso o el niño al que cuida en el segundo, preguntas como ¿qué quiere ser de mayor? ¿cómo se llama su mejor amigo del cole? o ¿cuál es su asignatura preferida? Adivinad lo que pasa.

El 74% de las empleadas domésticas acertaron más respuestas sobre los niños que sus madres.

Tremenda la respuesta de la niña que dice que cuando tiene pesadillas quiere dormir con su “tata” (cuidadora).

¿No deberíamos pasar más tiempo con nuestros hijos?”. Es la reflexión que plantea el spot para invitar a los empleadores a conceder el día de descanso por ley a su empleada doméstica.

En Singapur hay unas 225.000 empleadas domésticas extranjeras. Muchas de ellas trabajan 24/7 y el 40% no tienen un día libre a pesar de estar regulado por ley. Esta campaña pretende concienciar sobre el derecho al descanso de estas empleadas del hogar que por regla general no tienen familia en el país en el que trabajan y esa entrega en soledad y en exclusiva al trabajo acaba provocando enfermedades como depresión.

Para muchas familias en Singapur contratar una empleada doméstica es un lujo pero para otras es la única forma de que ambos progenitores puedan trabajar fuera de casa, una situación que no nos resulta extraña en España.

¿Podemos pasar más tiempo con nuestros hijos? Es la reflexión que nosotros queremos poner sobre la mesa.

Este anuncio me trajo a la mente uno de los 18 cortos que componen la película “Paris, Je t’aime”, el titulado “Loin du 16e”, dirigido por Catalina Sandina Moreno, que os invito a ver.

Una joven inmigrante deja muy temprano a su bebé en una guardería para poder ir a cuidar al bebé de una familia rica. Al llegar, su jefa le dice que ese día volverá más tarde a casa, dando por hecho que no le importa.

La protagonista de “Loin du 16e” no puede pasar más tiempo con su bebé.

Y nosotros, ¿podemos pasar más tiempo con nuestros hijos? En nuestro día a día, ¿nos sentimos más identificados con la jefa o con la empleada doméstica? 

Nuestras dificultades para conciliar complican aún más la conciliación de aquellos que nos prestan servicio (y no me refiero solo al doméstico).

Antes de regalarle una hora a la empresa, irnos de cañas con los compañeros o irnos al gimnasio asegurémonos de saber cómo se llama el mejor amigo de nuestro hijo. 

Usúe Medinaveitia

https://es.linkedin.com/in/usuemadinaveitia

Fuente: mamiconcilia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.