Presentaciones inteligentes

“Por cada
discurso que das, en realidad hubo tres: el que preparaste, el que diste y el
que te gustaría haber dado.”—Dale Carnegie
La Dra. Susan M. Weinschenk, más conocida como The Brain Lady, muestra en su libro “Presentaciones inteligentes” poseer el rigor y conocimiento del científico aunados con la claridad y amenidad del divulgador. Psicología y presentaciones se dan la mano en este libro breve, bien diseñado y cómodo de leer.
Mientras otros autores dedican páginas y páginas a explicar un fenómeno social o una peculiar conducta humana, Weinschenk va directa al grano: en capítulos cortísimos de un par de páginas de longitud cada uno, explica la ciencia detrás de los mejores trucos para aplicar a tus presentaciones. Donde otros autores intuyen y se guían por el olfato, Weinschenk nos conduce guiados por la mano de la Psicología. Tras la lectura del libro entenderás por qué funcionan cosas que antes hacías por puro instinto.
Aprende sobre las personas y mejorarán tus presentaciones
Según Weinschenk, cuanto mejor comprendes cómo piensa, aprende, escucha, ve, reacciona y deciden las personas, mejor preparado estarás para crear una presentación que informe, inspire y motive. Con el fin de facilitarte dicho aprendizaje, Weinschenk estructura los 100 capítulos de su libro en 8 secciones más un apéndice:
-Cómo aprenden y piensan las personas
Weinschenk explica cómo la gente piensa, filtra la información y aprende. Si quieres que la gente recuerde, actúe y use lo que estás comunicando, necesitas presentarle la información de manera que se adapte a su forma de pensar y aprender.
-Cómo captar y mantener la ATENCIÓN de las personas
Weinschenk repasa los últimos descubrimientos en psicología cognitiva sobre cómo captar y mantener la atención de la audiencia durante las presentaciones, signo inequívoco de un gran presentador.
-Cómo motivar a la gente para que haga lo que tú esperas
Si quieres que tu audiencia se entusiasme con tu contenido y, aún más importante, que actúe después de tu presentación, debes comprender qué la motiva y asegurarte de que tu presentación enciende esa motivación.
-Cómo escucha y ve la gente
Las presentaciones son actuaciones. Cuando te pones en pie para presentar delante de 10 ó de 1.000 personas, estás actuando. No basta con tener un buen contenido, hay que cautivar el ojo y el oído de la audiencia.
-Cómo reacciona la gente al entorno
Toma al mismo presentador con la misma presentación y llévalos a un lugar diferente y comprobarás cómo obtienes dos experiencias (muy) diferentes. Tanto el orador como la audiencia se verán afectados por el entorno en el que tiene lugar la presentación.
-Cómo reaccionamos las personas a nivel emocional
La gente no solo piensa, también siente. Aunque la información que estés comunicando conste principalmente de hechos, datos y números, no puedes ignorar cómo reacciona la gente emocionalmente. Si no enganchas a tu audiencia emocionalmente ni siquiera escucharán lo que tienes que decirles.
-Cómo reacciona la gente contigo
No puedes separar el mensaje del mensajero, forman un pack indivisible. Si quieres que tu mensaje impacte, piensa en cómo reaccionará la gente no solo ante tus palabras sino ante ti mismo.
-Cómo se decide la gente a hacer algo
Cuando expones una presentación esperas que tu audiencia haga algo, que se produzca un cambio, que actúe de una forma nueva. Pero la gente toma decisiones de forma mayoritariamente inconsciente: si quieres inspirar a la gente a la acción, necesitas comprender cómo la gente toma realmente decisiones.
-Cómo crear una presentación de impacto
Weinschenk recomienda seguir un proceso de cinco pasos para crear presentaciones,:
  1. Investiga: Documenta lo que sabes y asumes sobre la audiencia, documenta los objetivos del organizador y de la audiencia: qué se estarán diciendo antes de llegar, qué harán después de la presentación.
  2. Boceta la presentación: Sigue la “fórmula mágica”: Introducción (estado actual, consecuencia, solución), Cuerpo (estado actual, consecuencia, solución) y Conclusión (llamada a la acción).
  3. Crea el contenido: Utiliza un storyboard, usa notas adhesivas, haz un esquema, escoge el formato del contenido.
  4. Practica, practica, practica: Sobre todo la introducción, el final y las transiciones entre las distintas partes. Cuanto más practiques, mejor te saldrá el día final.
  5. Expón, perfecciona, repite. Tras cada nueva presentación, toma nota de lo que funcionó y de lo que no y haz los cambios que consideres oportunos para hacerlo mejor la próxima vez.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.