¿Qué es la contrapublicidad?

La contrapublicidad representa un movimiento de crítica a la publicidad y, a través de ella, a las grandes empresas y multinacionales que la utilizan. El término está acuñado por grupos y organizaciones que rechazan el modelo económico dominante y las prácticas empresariales abusivas o no compatibles con el desarrollo sostenible.

Estos grupos denuncian a la publicidad por considerar que es un motor de consumo que muestra una realidad deformada y busca que el ciudadano consuma sin límites.

El mensaje contrapublicitario se crea de dos formas:

  1. Modificando los anuncios del anunciante al que se quiere denunciar. Se trata de difundir las críticas hacia una marca, su actuación comercial o corporativa o sus productos aprovechando las campañas que ella ha realizado o está realizando. Para ello se manipulan elementos visuales o de texto de forma que el contenido cambie. Lo que el público ve es la campaña que ya conoce modificada para trasladar el mensaje de denuncia.
  2. Diseñando una campaña original de denuncia.En este caso el mensaje es totalmente nuevo y se crea como cualquier campaña de publicidad. Si sigue el proceso de planificación publicitaria (investigación, objetivos, estrategia, creatividad, plan de medios y evaluación) tendrá más posibilidades de ser eficaz. De esta forma los grupos contra la publicidad se convierten en anunciantes y utilizan, al menos en este segundo caso, las mismas técnicas que sus denunciados para crear y difundir su mensaje. Lo que cambia es el contenido de la propuesta que, lógicamente, responde a sus preocupaciones y a su ideología. 
Lo que la contrapublicidad traslada a la sociedad un modelo distinto, contrario al de producción y consumo, que busca sensibilizar sobre el cuidado del medioambiente, los derechos humanos, la paz, la justicia o el reparto de recursos en el planeta. En algunos países, entre ellos Canadá, Francia, Italia y Japón, se viene produciendo una movilización social que propicia la expansión de estos valores unida al rechazo de la globalización.

La organización anticonsumo más conocida en el mundo es The Media Foundation, nacida en 1989 (Vancouver, Canadá) cuando Kalle Lasn y un grupo de fotógrafos y publicitarios deciden actuar contra la campaña “Forest forever” de la industria maderera, difundido por la cadena de televisión pública canadiense CBC. Lasn y su grupo crearon un crítico anuncio que la CBC se negó a emitir para evitar el conflicto hasta que la polémica llegó a la opinión pública y “Forest forever” fue retirado.

Desde entonces esta fundación es conocida por sus campañas como “El día de no comprar nada” o “La semana sin televisión” y por su actividad de “cazaanuncios” a través de  “Adbusters”.

En España el grupo Consume hasta morir, perteneciente a la comisión de consumo de la organización no gubernamenal Ecologistas en Acción, realiza una actividad semejante a la de The Media Foundation, difundiendo el mensaje de consumo responsable a través de convocatorias, concursos, talleres, etc.

En su comentario, Álvaro nos sugiere el siguiente ejemplo de Contrapublicidad:

 

3 comentarios sobre “¿Qué es la contrapublicidad?

  • el 5 mayo, 2015 a las 5:31 pm
    Permalink

    Estoy de acuerdo con la contrapublicidad cuando esta es necesaria. El ‘consumo sin límites’ tiene como límite nuestro planeta, y nuestra salud por supuesto. Hay que ser responsable, empezando por uno mismo.

    Cuando una marca te vende productos que está comprobado que son malos para nuestra salud, no te informa de ellos, únicamente te resalta los grandes ‘beneficios’ que aporta y encima está amparada por la legalidad vigente… ahí es cuando la sociedad debe actuar.

    Por ejemplo, este fin de semana pasado, Pepsi anunciaba que retiraba el aspartamo de las bebidas ‘light’, pues se había comprobado que causaba cáncer. Lógicamente esto no lo hacen por nuestra salud, sino por su salud económica, ya que habían bajado un 5% sus ventas… increíble.

    Fuente: http://www.bolsamania.com/noticias/empresas/la-razon-por-la-que-pepsi-elimina-el-aspartamo-de-todas-sus-bebidas-edulcoradas–710137.html

    Aquí un vídeo-ejemplo de contrapublicidad que recomiendo ver, el cual había visto hace tiempo y al aprender este nuevo término he recordado:

    Álvaro Sánchez Contera
    Alumno de Marketing: Fundamentos. ADE (tarde).

    Respuesta
    • el 13 febrero, 2017 a las 8:46 pm
      Permalink

      Vivimos en un mundo de publicidad constante en el que todas las personas piensan que las bebidas gaseosas son buenas (ej:Coca Cola) y nos hacen sentir bien. Pero en este caso te están diciendo que son malas debido a que producen enfermedades cardiovasculares.
      Entonces las empresas saben que peligros tienen las bebidas gaseosas y deciden lanzar bebidas que no contengan azúcar para que sus negocios no quiebren.

      Respuesta
  • el 14 febrero, 2017 a las 12:00 am
    Permalink

    La gente siempre se queda con aquello que es diferente y la contrapublicidad lo es ya que critica de forma original a aquellas empresas que tratan que la persona consuma sin límites sus productos sin preocuparse de que sean malos para nuestra salud, sólo se interesan por sus beneficios por lo que cuantos más productos vendan mejor. Para ello, sólo nos dirán lo bueno que es y los beneficios que te va a dar tal producto no el mal que nos puede hacer.

    La contrapublicidad, por tanto, debe dirigirse contra esas empresas únicamente preocupadas por sí mismas y las organizaciones anticonsumo deben ser apoyadas por la sociedad de forma que envíen un mensaje de consumo responsable a todo el mundo y de respeto al medio ambiente.

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.