Razones por las que todos somos marketing

Y así es, todos somos marketing.

No, para los despistados no es solo un departamento de las empresas es mucho más que eso. Todo es marketing en la vida, tú también lo eres.

Desarrolla tu marca personal

Efectivamente, las personas somos una marca y cada uno tenemos la nuestra, que al igual que las marcas que adoramos consumir deben ser identificadas, elaboradas, transmitidas y protegidas. Nuestra marca personal es lo que nos diferencia del resto de personas que forman parte de este mundo y nos hace ser únicos. ¿Has encontrado alguna vez a alguien que sea exactamente idéntico a ti? Seguramente tu respuesta sea un no.

Vamos a echarnos un vistazo a nosotros mismos. A nuestra personalidad, nuestros comportamientos, las virtudes y los defectos, nuestras fortalezas y debilidades, lo que decimos, el lenguaje que utilizamos y lo que luego hacemos.

Y ahora siéntate a pensar, ¿Hay personas en tu vida que conocen casi todo de ti? Porque ellas son las que conocen tu marca. Lo más seguro es que otras pasan por tu vida sin llegar a conocerte, sin saber quién eres o cómo eres. Ellos no han conocido tu personal branding.

Por qué somos marketing

Pero eres marketing incluso para los desconocidos. ¿Cómo?, porque comunicas, sin ser consciente, comunicas. Siempre habrá alguien mirando aunque tú nunca llegues a saberlo. Quizás estos momentos te vayan a resultar algo familiares; ser fan de la historia de tu actor favorito, copiar el look que ha publicado en sus redes tu influencer preferida, cruzarte por la calle con otra persona la cual ha llamado tu atención por la indumentaria que llevaba puesta, los tatuajes de tu amigo, el coche de lujo que acaba de pasar por tu lado seguido por tu curiosidad de saber quién lo conduce, la decoración de una casa que has visitado, o la música que escucha ‘’x’’. Estoy completamente segura de que cada una de estas situaciones te han llevado a establecer expectativas en tu cabeza hacia esas personas.

Pues sí, cada mínima cosa forma parte de nuestra propia marca. Y permite establecerte de tal manera en la mente de los demás. Recuerda, jamás dejas de comunicar.

Cada día de nuestra vida hacemos marketing. No solo hoy, todo el tiempo que ha transcurrido desde nuestro nacimiento hasta ahora mismo. Sí, como has leído, desde nuestro nacimiento. Porque desde el momento en que nos pusieron nuestro nombre empezamos a hacer marca. Pocos o ninguno se llaman como tú ¿verdad?, y en el caso de que lo hubiera sería pura coincidencia porque estaríamos hablando de personas completamente distintas entre sí. Que cuando te llaman, tú te das la vuelta y respondes. Ese es el nombre de tu marca, el tuyo.

Y que si somos algo somos personas. Y como personas todos tenemos historia. Todas esas alegrías e ilusiones traducidas en felicidad, esas otras rupturas o decepciones que se han convertido en cicatrices. Lo más posible es que hayan transformado algo en tu marca, la hayan hecho crecer. Podemos llamarlo nuestro propio valor añadido.

He llegado a la conclusión de que el mejor arte para invertirlo es en ti, ¿no piensas tú lo mismo?. Todo hace mejor a nuestra marca, tanto lo bueno como lo malo, lo personal y profesional, nuestras oportunidades y nuestros miedos.

Es gracioso, porque hasta tu grupo de amigos me está hablando de ti sin entablar palabra. Quién va a conocer tu marca mejor que los que te rodean, quién va a responder mejor cuando te preguntes quién eres.

Tu experiencia laboral como personal branding

Nuestra vida profesional también forma una parte muy importante en nuestra marca. Currículum, no existe palabra que defina mejor nuestra marca profesional. Esos folios de papel que cuentan a los demás todos nuestros pasos para pedirles que nos contraten. Y son efectivos, porque en la mayoría de los casos determinan si lo hacen o no.

A estas alturas ni recordar hace falta la importancia actual de las redes sociales, ese escaparate de nosotros mismos donde enseñamos la parte que queremos mostrar. Es marca en toda regla.

Los personajes públicos son marcas, las empresas son marcas y cada uno de nosotros también.

Por lo que cuídala, igual de bien como Steve Jobs ha cuidado Apple, porque puede salir dañada en cuestión de un segundo, que se lo digan a Harvey Weinstein.

Sal a seguir haciendo crecer tu propio marketing. Haces marketing todo el tiempo. Deja huella. No te olvides de lo más importante, el marketing personal es SER.

Y tú, ¿has pensado ya cuál es tu marca?

Ángela López Nevado, alumna del Máster en Marketing y Comunicación Digital de IMF Business School.

Fuente: Blog de Marketing de IMF School

2 comentarios sobre “Razones por las que todos somos marketing

  • el 21 junio, 2018 a las 9:39 am
    Permalink

    Estoy de acuerdo con el artículo. Tu marca es tu mayor bien.
    Eso transmite seguridad y confianza en el consumidor de tu negocio, que, en definitiva, son parte de la clave del éxito de una empresa.
    El curriculum es un papel con tu experiencia profesional y académica, pero lo que hoy en día buscan las empresas y los recruiters de ellas es el valor añadido, es decir, tu predisposición o actitud para hacer crecer a la compañía.

    David Azulay
    Antiguo alumno de Marketing y Servicios de la UAH.

    Respuesta
    • el 21 junio, 2018 a las 11:40 am
      Permalink

      Hola David, muchas gracias por tu visita y comentario.
      Me encanta comprobar que hay antiguos alumnos que siguen el blog.
      Esto estudiando relanzar el blog para el año que viene. Se admiten sugerencias de mejora.
      Un abrazo, José Miguel

      Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.