Reilusionarse. Apasiónate por la vida

David
me envía un vídeo sobre motivación,
que le ha gustado mucho y me propone que lo
ponga en este blog. Piensa que puede ayudar a mis alumnos y a los lectores del
blog. Se titula “Reilusionarse”.  El
protagonista es Luis Galindo. A continuación, te dejo el vídeo. Comprueba
porqué le ha gustado a David.
Luis
Galindo cuenta con más de 30 años de experiencia
en puesto Directivos en
diferentes empresas de carácter nacional e internacional de diversos sectores,
siempre al servicio de numerosos Equipos Humanos. Tiene un estilo propio de
transmitir “en directo” enérgico e inspirador
, muy personal, que le hace único
en la conexión conferenciante-auditorio
y que le lleva a ser reiteradamente
solicitado por los directivos que han asistido a sus intervenciones.
Para
conocer las ideas de Luis, nada mejor que una entrevista.  En el vídeo siguiente,  puedes ver la entrevista que le hicieron en la
2 de TVE.

Luis
tiene una web, que te aconsejo que visites. Encontrarás muchos vídeos e
información sobre su libro: “Reilusionarse. Apasiónate con la vida”. Aquí podrás leer fragmentos de algunos de sus capítulos. En concreto, del capítulo “Reilusionarse
con el ocio de calidad
” y  “Reilusionarse
siendo agradecido
”.
También
tiene una sección sobre noticias con entrevistas en diferentes medios
escritos. Si te suscribes a su blog,
recibirás información actualizada.

2 comentarios sobre “Reilusionarse. Apasiónate por la vida

  • el 15 febrero, 2015 a las 6:25 pm
    Permalink

    Muchas gracias por la entrada José Miguel, me parece apasionante las verdades que cuenta y, como es capaz de transmitirnos esa ilusión que a día de hoy falta en nuestro país. Personalmente me veo el vídeo todos los meses unas cuantas veces, y siempre me pone la piel de gallina.
    Espero que al resto le guste tanto como me gusta a mí.

    David García Hernández

    Respuesta
  • el 14 abril, 2015 a las 10:41 pm
    Permalink

    Lo primero, decir que no había oído hablar de Luis Galindo. Por tanto, soy de esas afortunadas que tienen el placer de conocer por primera vez la fuerza, el coraje y positivismo que desprende este señor.
    “Dejar de pensar por qué no podemos hacer cosas y empezar a pensar cómo lo podemos hacer”. Esta frase me recuerda mucho a una que intento utilizar a menudo y es: “no te centres en los problemas; céntrate en las soluciones”. A veces es tan difícil de conseguir…es reeducar la forma de pensar de uno mismo. Y lleva tiempo. Pero se consigue. Y cuando se hace, merece la pena el esfuerzo dedicado. Reeduquémonos. La felicidad es aprendizaje. No es un estado de ánimo. Así que, aprendamos cada día cosas nuevas. Eso nos hará felices.
    No puedo estar más de acuerdo con su “filosofía del agradecimiento”. Creo firmemente que el ser agradecido y amable, crea el mismo efecto en las personas de nuestro alrededor y nos hace sentir mejor.
    Imaginémonos una persona triste, amargada e infeliz dirigiéndose hacia su trabajo. De repente, llega al edificio y nos cruzamos con ella, le sujetamos la puerta, le damos los buenos días sonriendo y seguimos nuestro rumbo. Ambas partes ganan. Nosotros, nos sentiremos satisfechos y en paz con nosotros mismos y, esa persona seguramente se sienta sorprendida y agradecida por nuestro gesto. Es tan fácil mejorar el mundo…o al menos intentarlo.
    Hace unas semanas me encontraba comprando unas zapatillas para correr que, para el que no lo sepa, hoy en día es un gran reto. El caso es que, el chico que me atendía, mostró todo su conocimiento en lo que a zapatillas se refiere gastando un buen rato para buscar las más adecuadas para mí y razonándome los motivos de por qué lo eran. Me pareció tan competente que hasta me sorprendí. Y no se trataba de uno de esos vendedores carismáticos que te encandila para comprar haciendo cumplidos o bromas. No. Era una persona haciendo bien su trabajo. Pasé el resto de la tarde agradecida e impactada por el trato recibido. A lo que voy es a que esto no debería sorprendernos. Pero estamos tan acostumbrados a tratar con personas descontentas con su trabajo o que van “a cumplir y no a dejarse la piel”, como dice Luis Galindo, que nos asombramos cuando tropezamos con personas cualificadas.
    Seamos agradecidos por los pequeños detalles. Porque nos dejen prioridad en un cruce en el que no nos corresponde, porque alguien nos avise de que vamos arrastrando el jersey, porque nos presten unos apuntes, porque nos devuelvan algo que se nos ha caído o, simplemente, porque nos sujeten una puerta. Recuerda que nadie tiene por qué hacerlo. Así que agradécele ese gesto.
    Gracias al compañero que ha querido compartir ilusión y optimismo con todos nosotros.

    Andrada Georgiana, Miron
    Marketing: Fundamentos

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Time limit is exhausted. Please reload CAPTCHA.