Desgraciadamente, cada vez es más
habitual ver locales vacíos de tiendas que están cerrando debido a la
maldita crisis.
No obstante, estos bajos índices de consumo no deben
engañarnos ante el hecho de que muchos de estos negocios han cerrado
debido a que no han “digitalizado” a tiempo sus tiendas.
 
Internet está transformando la manera de
descubrir, comprar y consumir
todo tipo de productos y servicios.
Mientras que las tiendas físicas cierran,  el comercio electrónico en
España bate records de ventas.
El  volumen total de facturación del comercio electrónico alcanzó en el tercer trimestre de 2011 los 2.421,8 millones de euros,
un 27,4% más que en el mismo periodo de 2010. Este registro supone el
décimo trimestre consecutivo de crecimiento y nuevo máximo histórico.
Estas nuevas formas de descubrir,
comprar y consumir todo tipo de productos  indican, una vez más, que los
hábitos de consumo de los españoles están cambiando más rápido de lo
que sospechábamos
. Ya no basta con ofrecer un determinado producto a
buen precio a un potencial cliente; hay que crear una experiencia personalizada de acercamiento a ese producto, ya sea en la tienda física o en su versión online, que estimule la decisión de compra del mismo.
Debido al auge del comercio electrónico móvil,
muchas tiendas físicas se están convirtiendo en escaparates de las
grandes plataformas de comercio electrónico. Por ejemplo, cada vez hay
más lectores que visitan sus librerías de barrio para descubrir y hojear
libros en las mesas de novedades, pero luego compran esos libros en las
tiendas de Amazon o Apple. La tienda ha facilitado el proceso de
búsqueda y selección,
pero ha perdido la venta al no ofrecer en su
propia tienda física la posibilidad de comprar online los productos que
están descubriendo allí mismo.
Para entender este nuevo mundo del comercio electrónico recomiendo leer el libro “Un click” de Richard L. Brandt. En esta obra encontrarán las claves que han permitido a Amazon convertirse en la mayor tienda online del planeta.
A continuación resaltaré algunas de las
frases de este libro para ayudar a los lectores a entender la creciente
importancia del comercio electrónico en el futuro modelo de negocio de
muchas empresas.
  • La web es una tecnología incipiente. Si quieres tener éxito a corto o
    a medio plazo sólo puedes hacer cosas que ofrezcan a los consumidores
    propuestas de un valor increíblemente superior a hacer las cosas de un
    modo más tradicional.
  • Los ejecutivos a menudo cometen el error de creer que nadie de fuera
    puede hacer un software tan bueno como el de sus propios programadores.

    Al final, terminan por perder tiempo y dinero creando lo que podían
    haber comprado fácilmente en un proveedor que ya hubiera eliminado los
    errores y hubiera refinado sus programas. 
  • Los comerciantes nunca han tenido la oportunidad de entender a sus
    clientes de un modo verdaderamente individualizado
    . El comercio
    electrónico lo hará posible.
  • Bezos siempre tuvo la vista puesta en lo que era importante: dar
    prioridad a las necesidades del cliente.
    Prestaron atención a lo que les
    gustaba a los clientes y a lo que no. Ese enfoque facilitó el buen
    comienzo de Amazon, y continuó siendo un punto de referencia en el
    futuro de la compañía.
  • Hay que dar siempre prioridad al cliente, aunque ello requiera tomar
    una decisión que reduzca los ingresos
    . Se trata de una estrategia
    ganadora a largo plazo. Y para sacar provecho de estas decisiones se
    debe pensar en el futuro, no en el presente. Aunque el futuro parezca
    estar aún a años luz.
  • Una de las cosas en las que la gente no piensa, pero que es muy
    importante, es que en Internet llegas a los sitios si eres capaz de
    deletrearlos.
  • Venderemos más si ayudamos a los clientes a tomar decisiones a la hora de comprar.
  • Amazon también empezó a redecorar la tienda para cada
    cliente,
    poniendo a la vista libros de géneros por los que la gente
    había expresado interés, o recomendando libros siguiendo antiguos
    patrones de compra.
  • A finales de 1998 invertía casi una cuarta parte de sus ingresos en
    publicidad. Hoy Amazon es un anunciante descomunal: en 2009 gastó
    aproximadamente 600 millones de dólares en publicidad y promociones.
  • El modo de convertirse en líder es centrarse de forma obsesiva en la
    experiencia del cliente.
    Con eso, Bezos demostró que proporcionar un
    gran servicio a sus clientes era aún más importante que conseguir una
    venta.
Los lectores de este libro entenderán
que poner un carrito de comercio electrónico en una página web no
garantiza ningún resultado.
Si la empresa no convierte el comercio
electrónico en el eje de su estrategia de marketing, ventas y atención
al cliente, los resultados siempre serán escasos. Aquellas entidades que
piensen que la venta online  tan sólo significa instalar un método de
compra online en su sitio web y analizar exclusivamente los resultados
de este canal comparando el número de transacciones comerciales
realizadas en relación con las ventas totales a través de los canales
tradicionales, nunca entenderán el verdadero potencial de la era
digital. Más allá de las ventas incurridas a través de las plataformas
de comercio electrónico, el verdadero valor añadido de la venta online
es el conocimiento directo de tu cliente y su comportamiento en el
proceso de compra, así como el análisis del consumo de tus productos y
servicios.
Fuente: Dosdoce.com