El proteccionismo ha sido siempre una mala palabra, y frente a cada crisis se recuerda (….) lo que dijo el Director de la Organización Mundial de Comercio entre 1999 y 2002: “La manera más segura para ayudar a los más pobres es continuar la apertura comercial”, los países poderosos se sintieron con la autoridad para presionar al mundo en desarrollo en liberar las barreras arancelarias.

Proteccionismo o libre comercio es un tema de debate en estos momentos de crisis. En este sentido, me parece que desde el punto de vista del Marketing, interesa leer la entrada del blog salmón sobre «La hora amarga del libre comercio».

También me ha resultado muy interesante, en el mismo blog salmón, conocer en qué consiste el Front Runing, la Madre de todos los negocios. Esta entrada contiene el siguiente párrafo:
Adelantarse. Anticiparse. Ser más rápido que la competencia en detectar una tendencia y subirse a ella en el momento oportuno, ni antes ni después. Desde finales del Siglo XX, en estos días que nos ha tocado vivir,cada vez más acelerados, queda claro que es uno de los ases en la manga de cualquier empresario que se precie. Y que quiera sobrevivir. Lo que ocurre es que en ocasiones recurrir a esta práctica es ilegal. Me refiero al denominado Front Running.