Las navidades van acercándose y, mientras que los consumidores ya empiezan a realizar los presupuestos de gastos en bienes durante esta época del año, las diferentes empresas ya barajan sus propias estrategias para lanzar la campaña que consiga, en muchos casos, salvar el año que va en curso en materia de ventas.

Con un mercado saturado en el que cualquier empresa dispone de una clase de productos que pueden ser fáciles de vender, la competencia baraja todas las posibilidades, especialmente las más creativas para conseguir las mejores oportunidades. Sin embargo, no basta con una estrategia básica puesto que la mayor competitividad en el mercado así como los medios y vías online de captación de clientes han dejado obsoletos algunos recursos, especialmente para las Pymes, para las que resulta mucho más eficiente conseguir clientela a través de la web por el carácter de bajo coste de captación de contactos.

 

¿Por qué crear una estrategia creativa en Navidad?

En primer lugar, porque en un mercado saturado como el que existe ahora, la publicidad y la comunicación tiene mucho qué ofrecer a los usuarios puesto que es principalmente la que consigue que se decanten por unos servicios con respecto a otros. En segundo lugar, resulta inevitable atender a que la competencia es muy alta y las empresas deben ofrecer el producto al mejor precio para que este sea tenido en cuenta. Además, este punto está directamente relacionado con la estrategia general que pueda llevar un negocio, ya que las promociones estarán a la orden del día en esta época del año.

En tercer y último lugar, se ha de atender principalmente a que las navidades no son una buena temporada del año para lanzar nuevos productos al mercado debido, ante todo, a que, en cualquiera de los casos, los consumidores compran bajo un bombardeo constante de información con la consiguiente sobreoferta informativa a la que están expuestos.

Ideas simples pero creativas para el periodo navideño

Respecto a otras oportunidades, las que se ofrecen durante las navidades son las que más se aprovechan por los empresarios que, sea cual sea su negocio pueden sacarle partido a esta fiesta internacional. Para conseguir, además, salir airoso frente a la competencia se puede optar de manera sencilla por elaborar una estrategia de ventas que disponga de grandes dosis de creatividad y una percepción de “marca” con respecto al resto. Al fin y al cabo, vender en estos casos está directamente relacionado con las necesidad que aparecen a raíz de este tipo de alternativas, especialmente para las Pymes, el sector más castigado debido a la gran cantidad de centros comerciales.

Tarjetas navideñas para los clientes habituales: Es un detalle muy extendido y que, a ser posible deben ser enviadas mediante el correo ordinario o bien a partir del correo electrónico. Básicamente tienen la ventaja de crear un lazo de unión entre la empresa y el usuario.

Sección de Navidad en su negocio y espacio web asociado: Tanto en el caso de que su empresa tenga página web como si no es así, se debe destacar en el comercio que determinados productos disponen de promociones que están asociadas a la Navidad. De esta manera se conseguirá una gran cobertura de las necesidades mientras que se atrae a los consumidores con las ofertas.

Regalos por la compra de Navidad de la empresa: Esta es una de las ideas más innovadoras que se han realizado en los últimos años, la creación de una serie de opciones de regalo que, dependiendo del gasto que se haga en determinados productos, acarreará que se regalen otros productos similares o bien un artículo tal como puede ser un calendario para el próximo año con el logotipo de la empresa o una tarjeta descuento para la inminente cuesta de enero.

 

Ver también: Una entrada en este blog, publicada en el 2010 (con 20 comentarios) con el mismo título “El Marketing en Navidad