«Desearía hablar contigo, porque estuviste hablando de las directoras de hoteles, y la verdad es que me interesa mucho. Quería preguntarte si conocías a alguna con la que pudiera hablar, para que me contara acerca de su trabajo y su experiencia». Esto, entre otras cosas, me decía Belén en un correo.

Con esta idea, he salido esta mañana a dar mi paseo urbano. Necesitaba un tiempo de descanso, estar en silencio, leer y tomar un «cafelito» tranquilo. ¿A donde iré?: Lo tenía muy claro: a buscar información para contestar a Belén. Por tanto, me he fui a pasear por el centro y visitar la cafetería de «mi» hotel favorito que he descubierto recientemente.

Se llama «Hotel Infantas», porque está en la calle Infantas, 29. Es un hotel muy acogedor. Tiene 40 habitaciones y es una empresa familiar que se llama HUSSO HOTELES. La experiencia ha sido fenomenal. No había nadie en la cafetería. Avisé en recepción, si podían servirme un café. Con toda amabilidad, la chica de recepción (con uniforme muy elegante) me dijo que enseguida avisaría a su compañero.

Efectivamente a los pocos minutos llegó John. También con uniforme. Todos los empleados tenían uniformes de color negro. Cuando estaba sirviendo el café con pastas, le pregunté:

-Disculpe, en este hotel ¿hay una directora o un director?.
-¿Le interesa por un motivo en especial? En este hotel hay un director.

Tenía ganas de hablar. En cuanto le di mi tarjeta y le expliqué el motivo de mi pregunta, enseguida comenzó a contarme sus experiencias en varios hoteles grandes y pequeños. Hablamos sobre políticas de personal, marketing, calidad de servicio, etc. En varias ocasiones me insistió que lo importante era el trato. Me lo decía repitiendo varias veces: el trato, el trato…. Me pareció que era la persona que buscaba, ya que tenía experiencia de haber trabajado en hoteles con directoras y directores. Le invité a clase y me dijo que estaba encantado de plantearse retos. Pensaba en Belén y en todos los que tienen ilusión por conocer este sector…Ya os contaré más cosas…. Por contraste, podemos ver el caso (chiste) del camarero impertinente. ¿Qué será mejor para un hotel, tener directora o director? ¿Podéis comentar algunas experiencias de calidad de servicio en un hotel? ¿Recuerdos positivos o negativos?