En España no todo son malas noticias. Existen emprendedores que, rodeados de profesionales de gran valía, tienen éxito. La receta del éxito: internacionalización, tecnología, prudencia financiera e innovación. En medio de una crisis que dura ya cinco años y cuyo horizonte todavía no se ve despejado del todo, destaca un grupo de compañías que van muy por delante del mercado, que prepararon el terreno tiempo atrás para ser capaces de crecer y lograron expandirse cuando la economía les era propicia y ahora que no lo es. Han multiplicando sus resultados y han mantenido o incrementado su plantilla.

Son las empresas españolas que triunfan en un entorno hostil. Frente al monocultivo de otras épocas, centrado en el ladrillo, los triunfadores actuales pertenecen a sectores muy variados y diferentes entre sí. ¿El secreto del éxito? Vocación internacional, gestión audaz para aprovechar nichos de mercado poco explotados,prudencia financiera para evitar que la deuda les aplaste, apuesta por la tecnología y promoción del talento son algunas de las recetas que más se  repiten. Todas se muestran optimistas sobre su futuro.

Las empresas españolas que en la última década han crecido a ritmos sostenidos, según el profesor de Esade Xavier Mendoza, son las que han basado su negocio en la innovación y en el mercado extranjero. Aquellas que para crecer han puesto en el escaparate algo diferente y han generado una demanda, como Mercadona; lo que requiere músculo financiero, buena gestión y talento.

La internacionalización ha permitido a compañías como Inditex, OHL o Mango ser muy poco dependientes de España, cuando el consumo nacional está por los suelos. Mientras que la innovación ha impulsado a Grifols a colarse en un negocio dominado por grandes farmacéuticas. Mendoza explica que, desde la perspectiva de la sostenibilidad de la empresa, la innovación asegura puestos de trabajo especializados y bien remunerados.“Las empresas ganadoras incorporan más conocimiento y pagan por encima de la media del sector a sus empleados”añade.

Entre las ganadoras también figuran otras compañías que han sabido sacar provecho a la crisis ganando cuota de mercado, como Dia Jazztel; o invirtiendo en compras para aumentar su tamaño, como Banco Sabadell, Prosegur o Agroalimen.

“Las compañías españolas a las que les está yendo bien, con o sin crisis, son aquellas que siguen invirtiendo aunque el entorno no sea propicio”, resume Sebastián Giménez, socio de la consultora estratégica McKinsey and Company. Y dependen mucho de la habilidad de sus gestores. Estos son los principales ejemplos de empresas de éxito. Evidentemente, no están todas la que son, pero son todas las que están.

Sigue leyendo para conocer las estrategias de las empresas citadas