¿Quién está dispuesto a pagar 7.000 euros por
pertenecer a una red social?
Aunque parezca mentira hay mucha gente que lo
hace. De hecho, las redes sociales de lujo se han convertido en un nicho de
negocio bastante lucrativo para marcas y servicios de alto standing
. Los
«Facebooks» para gente rica está de moda. ¿Cuáles son los portales
más exclusivos?
«La comunidad online para gente con más dinero
que tiempo»
. Esta es la carta de presentación de Netropolitan, el
‘Facebook’ para gente rica. Esta red social acaba de nacer y ya es uno de los
portales ‘exclusivos’ más conocidos. Para ingresar, se requiere un email y
contraseña y un pago inicial de 9.000 dólares (unos 7.100 euros). Además, se
abonan 3.000 dólares anuales (2.370 euros aproximadamente) para mantener cada
año la pertenencia a este selecto club.
Dos de los principios fundamentales de esta red se
basan en la ausencia completa de publicidad (no pueden registrarse en ella
empresas, solo pueden hacerlo individuos que posteriormente sí pueden crear
grupos que representen un negocio) y la privacidad.
Su fundador es James Touchi-Peters, un compositor y
director de orquesta estadounidense que debido a su profesión, y su nivel de
vida se dio cuenta de que su día a día era muy diferente al de la mayoría de la
gente. El propio fundador ha reconocido que uno de los impulsos que le llevó a
crear Netropolitan es la necesidad de compartir sus hábitos cotidianos sin ser
juzgado por su estilo de vida.
Algo que resulta bastante lógico si tenemos en
cuenta que si la encontramos en Facebook, por ejemplo, creada por y para gente
rica, cuyo tema de conversación se reduzca a viajes exclusivos, yates, coches
de alta gama, etc tenderíamos a tacharla de elitista y clasista. A parte de
Netropolitan, desde 2007 han nacido otras comunidades como aSmallWorld,
Affluence o Sphere con la misma intención de servir de plataforma
exclusivamente para un estrato social muy reducido.
Este portal surgió en el año 2004 (mismo año de
nacimiento que Facebook). Asmallworld pretende ser un club social internacional
de élite
. Sus contenidos no son aptos para gente con gustos sencillos:
organizan viajes de lujo, colaboran las firmas más selectas, tiene socios como
Quentin Tarantino, Paris Hilton o Tiger Woods, da el acceso VIP a los locales
más exclusivos del mundo, organizan encuentros del más alto nivel.
Unos 3.000 euros cuesta inscribirse en The Sphere, una
selecta red social donde se dan cita millonarios, top models, deportistas de
élite y empresarios de gran poder. Aquí se busca desde pareja a amigos Se
adquieren beneficios alrededor del mundo gracias a los partnerships que hacen
con grandes marcas de lujo. Se definen a sí mismos como la web más privada del
mundo
porque el secreto de su éxito está en su criterio de selección, y es que
si pides registrarte un comité de varias personas evaluará tu solicitud. Eva
Longoria es miembro de este club.
Para conseguir entrar en Affluence, uno de los sitios
web más exclusivos, hay que tener la invitación de un socio y asegurar un
patrimonio verificable de un millón de dólares o unos ingresos de 200.000 euros
anuales como mínimo.