El cine me entretiene, me gusta y, en ocasiones, me inspira. La película Larry Crowne, estrenada en España en 2011 y protagonizada por Tom Hanks y Julia Roberts, me ayudó en el período más complicado de mi carrera profesional.

En la ficción, Tom Hanks interpreta a Larry Crowe, un americano medio que, tras alistarse a la marina, como cocinero, trabaja en unos grandes almacenes. Es un empleado entregado, con voluntad de desarrollar su trabajo con calidad, pero al que le afecta una doble crisis, personal y laboral, al ser despedido. Lo que más me gusta de la película es la capacidad de adaptarse, de reinventarse, en definitiva, de dejar atrás un pasado, visualmente plasmado con la venta de los muebles y de un vehículo que no podía mantener, para prepararse de cara a conseguir un trabajo y seguir siendo una persona con valores. A lo largo de la película Crowne se muestra perplejo por los cambios que le golpean, pero no pierde su sencillez, ni su sonrisa.

En el momento de mi despido tenía 52 años y llevaba trabajando más de 28. La película la volví a ver en los siguientes días a ser despedido y me reafirmó en varias cuestiones importantes:

1.-Si el despido no depende de ti, sigues siendo el mismo buen profesional que días atrás. No cabe, por lo tanto, desanimarse, enfadarse o culpar a alguien.

2.- Hay que darse un tiempo para reflexionar, pensar en qué sector, empresa quieres continuar trabajando. Si por cuenta ajena, por cuenta propia, etc.

3.-Toma impulso, se amable contigo mismo y aprovecha para formarte, relacionarte y volver a empezar.

4.-Una parte importante para conseguir trabajo es el entorno laboral, la oferta, las oportunidades, pero estas no dependen de ti. De cada uno depende estar ilusionado, esforzarse y dedicar tiempo y energías a buscar un trabajo, donde quieras seguir siendo útil y a ti mismo y a los demás.

Actualmente trabajo para mis clientes, como asesor financiero y te puedo asegurar que, con perspectiva, lo mejor que me pudo pasar fue el despido un 11 de septiembre de 2018. Soy mejor persona y profesional.  Con la experiencia adquirida y con la colaboración de varios profesionales hemos creado el Instituto Superior de Marketing y Servicios para ayudar a personas que quieren emprender. ¿Te animas?

Fernando Elvira