El país asiático es una economía emergente que necesita expertos en infraestructuras y tecnología. Pero entrar en él no es fácil: la burocracia es compleja y resulta imprescindible el apoyo de un socio local.
“India es un mercado con un sector de la construcción en crecimiento. La demanda está consolidada y, además, cada vez otorgan más importancia a la calidad de los materiales y a que los proyectos que se realicen sean sostenibles en el tiempo”. Así explica Manuel del Río, consejero delegado de Danosa, una firma especializada en soluciones para la impermeabilización y láminas asfálticas, por qué han decidido introducirse este año en este mercado.
Las oportunidades de negocio que brinda India son muchas y de distinta índole. Sunil Lal, embajador en España, destacó durante una mesa redonda celebrada en la EOI que “se trata de uno de los mercados del futuro. Y ahora estamos necesitados de experiencia en infraestructuras y tecnología
Aquí puedes leer el artículo completo

Fuente: Expansión

Ver también el reportaje de The Economist: