Para contestar a esta pregunta, mi primer consejo es que vivas de manera práctica el refrán africano que dice que “Si quieres ir rápido ve solo, si quieres llegar lejos ve bien acompañado“. Esto quiere decir que en el proceso de encontrar un trabajo es conveniente contar con el asesoramiento de alguna persona con experiencia profesional y si es posible que ya haya ayudado a otras personas a encontrar trabajo.

Antes de iniciar el proceso de encontrar trabajo hay que plantarse la posibilidad de ser emprendedor. Esto supone plantearse si se te ocurre algún proyecto para llevar a cabo, si es posible bien acompañado de algún socio. Ese proyecto debe resolver un problema o satisfacer una necesidad no satisfecha o hacerlo de una manera mejor. El proceso de emprendimiento es distinto al de encontrar trabajo por cuenta ajena, aunque tiene algunas similitudes, tiene características distintas que aquí no vamos a tratar.

Aunque cada persona necesita diseñar su propia estrategia y concretar un plan de acción distinto, de manera resumida podemos decir que encontrar trabajo supone diseñar y aplicar con éxito una estrategia de Marketing de Servicios. Efectivamente, encontrar trabajo supone lograr que los servicios que ofreces se valoren suficientemente por una empresa porque necesitan a una persona de tus características y por eso quiere contratarte.

Nos podemos plantear cómo encontrar trabajo en diferentes situaciones. Además de encontrar el primer empleo, se puede desear cambiar de empresa o sector y también querer acceder a otro puesto de trabajo dentro de la misma empresa en la que trabajas.

Buscar trabajo es diseñar una oferta de tus servicios que tienes que estudiar muy bien. Hay dos condiciones que ha de cumplir tu oferta: diferenciación y personalización. Diferenciarte de otros candidatos (la competencia) y personalizar la oferta, lo que supone tratar de adaptarse o tener en cuenta las características de la empresa a la que te diriges en cada caso. Hay que procurar que esa oferta de servicios sea lo más amplia posible, aunque siempre debe incluir las actividades que más te ilusionan profesionalmente.

El primer paso para diseñar tu oferta de servicios consiste en analizar tu curriculum para tratar de mejorarlo, actualizarlo y concretar muy bien su contenido. El curriculum tradicional está destinado a desaparecer. Tu curriculum debe ser el punto de partida de tu proyecto profesional. También ha de cumplir las dos condiciones necesaria para que un servicio sea competitivo: la diferenciación y la personalización. Además de tu datos personales, sin olvidar el perfil de linkedIn, has de concretar tus proyectos a largo plazo y para qué te consideras preparado para trabajar a corto plazo. Debe quedar muy claro tus deseos e ilusiones profesionales. No debes olvidar las rasgos personales más importante de tu manera de ser. No basta con la capacidades y habilidades. Hay que destacar también tus valores y actitudes.

Después de mejorar el curriculum, es el momento de actualizar y mejorar tu perfil de Linkedin.

A continuación, hay que seleccionar el conjunto de instituciones o empresas a las que consideras que podrían estar interesadas en contratar tus servicios. Es tu mercado objetivo. Normalmente habrá que segmentarlo y establecer un orden de prioridades para tener en cuenta al comunicar tus servicios. Después tienes que estudiar cada segmento para conocer sus características principales que orientarán tu plan de comunicación.

Para cada caso hay que analizar los diferentes canales de comunicación posibles, elegir el más adecuado y diseñar el formato y contenido del mensaje más apropiado. El mensaje ha de cumplir las 5 C: Concreto, Conciso, Claro, Completo y Coherente.  Dicho mensaje, puede ser muy variado, desde el video-curriculum a artículos en LinkedIn, etc. Debe contener normalmente, aunque no siempre, el curriculum y un documento de presentación que debería despertar el interés del destinatario del mensaje.

Como parte de tu plan de comunicación tienes que desarrollar tu marca personal, determinar cómo quieren que te perciban los demás y en especial los profesionales que consulten tu perfil de Linkedin. Para eso, debes aumentar tu actividad, compartiendo o publicando temas relacionados con tu proyecto profesional. También has de mejorar tu visibilidad principalmente para que te conozcan profesionales del sector o sectores en los que aspiras a encontrar un empleo.

Con toda esta información definimos un plan de acción, que hay que aplicar con paciencia, constancia, ilusión y optimismo. Tienes que saber que desgraciadamente la mayoría de las empresas no responderán a tus mensajes, por lo que no puedes desanimarte por eso. Tendrás que revisar con regularidad todo el proceso seguido para modificar o completar lo que se considere oportuno y adaptarte a los cambios de circunstancias que se vayan produciendo.

Durante todo este proceso tienes que tener iniciativa y creatividad. Por ejemplo, al diseñar el curriculum, en la segmentación de tu público objetivo, en la creación de los mensajes (tanto en el formato como en el contenido), etc. Tu actitud ha de ser positiva y proactiva, no debes dejarte llevar por el desánimo o la pasividad. Debes tener confianza en ti mismo y acudir cada vez que sea necesario a la persona que te asesora en todo el proceso con quien debes tener una comunicación fluida y continuada. Por último, te aconsejo que tengas el tiempo ocupado y aproveches para mejorar un idioma o completar tu formación. Hay muchos cursos on line gratuitos.

Si tienes dudas o necesitas alguna aclaración, me puedes dirigir un correo a jmiguel.poncemk@gmail.com

Para completar esta información, te sugiero que consultes algunas entradas en este blog. Por ejemplo, ver las que hacen referencia a buscar trabajo

Deseo mostrar mi agradecimiento a Francisco Castaño por su colaboración en la elaboración de esta entrada, sin cuya ayuda no habría sido posible llegar a esta redacción final con los diversos enlaces para profundizar en algunos conceptos.