“Quién salva una vida, salva al mundo”

  1. Inicio
  2. /
  3. Marketing de valores
  4. /
  5. “Quién salva una vida,...

Halyna Vrublevska Mentuj, está casada y es madre de Tadeo de unos 2 años y de Teresa con pocos meses de edad, nacida en Ucrania, residente en España hace algunos años y militante provida, es una antigua alumna.  Le di clases en la Universidad de Alcalá, es una muy positiva, perseverante y trabajadora. Recuerdo su iniciativa, afán de aprender y alegría.

Al finalizar su grado en Economía y Negocios Internacionales en la Universidad de Alcalá y el Máster en Consultoría de Negocio (BCSM), formó parte del equipo de Auditoría Financiera en una Big Four, estudiando a la vez el Máster en Auditoría de Cuentas (CEU San Pablo). Después trabajó como analista en Prevención de Blanqueo de Capitales en un banco. Domina cuatro idiomas (ucraniano, español, inglés y polaco).

Recientemente, Halyna ha sido entrevistada por Infocatolica. A continuación, destacamos algunos párrafos:

(…) “Hace unos cuantos años fui a una manifestación Provida, y es donde, por primera vez, escuché sobre la labor de los “Rescatadores Juan Pablo II. Los testimonios de los jóvenes rescatadores tocaron profundamente mi corazón, y estuve varios días pensando en ello. Al final me decidí a llamar, y me invitaron a ir un viernes por la tarde al abortorio Dator, que es donde aprendíamos a hacer los rescates.

 

(…) Los rescates marcaron un antes y un después en mi vida, porque solo allí, en las cercanías del abortorio pude comprender el verdadero drama de los abortos. Al principio tenía algo de miedo o reparo, porque veía diferentes reacciones, conocí a mujeres que abortaron varias veces, convenciéndose a sí mismas de que dentro no llevaban a sus hijos, pero sobre todo de los trabajadores de la clínica, algunos un poco agresivos…

(…) Creo que mucha gente no es consciente del genocidio que se hace a través de los abortos. Tampoco es consciente de en qué consiste un aborto, yo no lo era. Pero después de ver a esos seres humanos inocentes con piernitas y bracitos arrancados o con sus cuerpecitos quemados con la inyección salina, ya no pude mirar hacia otro lado.

(…) Esta frase del Talmud en la que resuena una sabiduría universal Quien salva una vida salva al mundo entero”*. citada por. Santago Navascué me encanta. Refleja el impacto social del movimiento Provida  Si Dios salvó, a través de mí, aunque sea una vida, no habré venido a este mundo en vano. Da muchísima alegría ver a las mujeres rescatadas con sus niños recién nacidos en brazos. Esa experiencia supuso para mí descubrir lo que es el milagro de la vida, lo valioso que es cada ser humano.

(…) Considero que es muy importante defender la vida en todos los ámbitos. Las redes sociales hacen que la información pueda llegar a mucha gente. También es cierto que puede dar algo de miedo exponerse públicamente en la defensa de la vida u otras causas, porque lo que no es políticamente correcto no se puede decir, hoy la verdad no interesa.

Ver también el testimonio de la ucraniana Halyna Vrublevska

Para más información sobre los rescatadores ver aquí

Fuente: Entrevista en Infocatólica

Hoy, 25 de marzo, vuelvo a publicar este artículo con motivo de la Jornada por la vida

Ver la información de la Conferencia Episcopal española sobre esta Jornada

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Scroll al inicio