“A veces no saltamos más
alto porque ni nosotros mismos creemos en nuestras inmensas posibilidades”
, escribe Santiago Álvarez de Mon, profesor del IESE especializado en liderazgo y dirección de personas, en la
introducción de su libro “Con ganas,ganas. Del esfuerzo a la plenitud”. A través de sus páginas, el autor
invita al lector a desembarazarse de las telarañas y nudos que “nos tienen
maniatados”, y partiendo de la realidad más desnuda, iniciar “un viaje hacia lo
más desconocido, auténtico y loable de nuestra identidad”.
El libro se propone ayudar
al lector a descubrir sus fortalezas
a través un viaje gradual de
descubrimiento personal que va de dentro hacia fuera, desde el yo al nosotros,
desde la peculiaridad de cada hombre y mujer a su dimensión comunitaria. 


Ganar el partido interior

Intensidad y energía, ganas y pelea, lucha y pasión, todo
ello al servicio de una inteligencia serena, tranquila, concentrada, paciente,
en paz con el tiempo que se le ha dado, ese el leit motiv de todo el libro. El
autor profundiza en cada uno de estos aspectos con “la esperanza de que su correcta combinación estimule las ansias de
plenitud y realización personal de todo hombre o mujer”
Es importante, también, descubrir cuál es el don de cada
uno, esa cualidad o cualidades con las que todos los hombres y mujeres, sin
excepción, han sido bendecidos. Una vez descubierto, tarea que dista mucho de
ser sencilla, “has de inclinarte allí
donde te lleve el poder de tu ingenio
”, aconsejaba Séneca. 
El talento y el ingenio deben ir acompañados de curiosidad,
confianza en uno mismo, disposición a escuchar las sugerencias de los demás,
autoestima, y también pasión por aquello que se hace. El placer es crucial; el
talento, por sí solo, no puede.
Trabajo, trabajo, trabajo

 Inma Shara, que a sus treinta y cuatro años ha dirigido algunas de
las mejores orquestas del mundo como la Filarmónica de Israel o la Filarmónica
Real de Londres, afirma que “en la vida
no hay nada sin esfuerz
o. Nada, nada, nada. Me considero más una persona
constante que con talento. La perseverancia ha sido, es y será un pilar
fundamental en mi vida. (…) Es cierto que tiene que haber cierta predisposición
natural, pero yo no puedo dirigir la Novena Sinfonía de Beethoven si no he
pasado dos meses de reflexión con ella. (…)” Y puntualiza: “tengo muy claro que
no hay genio sin esfuerzo. Todo requiere
sacrificio y, a veces, los resultados se obtienen muy a largo plazo”.
 
Uno de los mayores inventores de la humanidad, Thomas Alva Edison, propietario de más de mil patentes, decía: “La genialidad consiste en un 1 % de inspiración y en un 99 % de
trabajo”.
La inspiración, qué casualidad, siempre acudía cuando estaba
trabajando.
Sobre el éxito y la felicidad

Prueba y error, no hay
otra manera de crecer, no hay otro camino alternativo
. Pero, ¿es esto garantía de obtener el
éxito soñado? Ninguna, aquí lo único cierto es la incertidumbre, aclara el
autor.
“El éxito es algo irreal.
No existe
. El éxito
está en uno mismo. Es hacer felices a los demás. Tener éxito es poder
emocionar”, según palabras de Inma Shara.
En definitiva, “Con
ganas, ganas. Del esfuerzo a la plenitud”
propone una educación exigente y
entusiasta, reivindica la universalidad del talento y el genio humanos,
solicita restaurar la cultura del
esfuerzo y la disciplina
, e intenta sondear la fuente primigenia de la
energía y la pasión. Porque, ganar, si lo intentamos, queda al alcance de
todos, “si somos honestos, decididos, humildes y trabajadores. Sólo depende de
nuestras ganas, y de que éstas sean guiadas por la brújula interior de una
inteligencia honrada y predispuesta al aprendizaje”, asegura el autor.