El consumo parece que busca recuperarse y el estudio de Euromonitor analiza las nuevas tendencias hacia donde irá este sector en el mundo. Por un lado, los consumidores demandan servicios más específicos adaptados a sus necesidades y que les sirvan para optimizar su tiempo. En este sentido, ponen como ejemplo la aplicación Bytesize’s 7 Minute Workout, que permite ponerse en forma con ejercicios que no lleven más de siete minutos.

Respecto a dónde comprar, en su informe señalan que las grandes superficies cada vez tienen menos lugar en muchos países. Se busca la tienda de conveniencia, cercana al hogar. Los datos muestras que las megatiendas están a la baja. La encuesta de la consultora inmobiliaria CBRE realizada en el verano del año pasado en una veintena de países de Europa y Sudáfrica lo confirma: alrededor de la mitad de los consumidores mostraban su preferencia por pequeños centros comerciales. Los datos recabados en Reino Unido por la Universidad de Southampton también mostraban el creciente interés de los consumidores por las tiendas locales. Las previsiones de Euromonitor señalan que en 2015, las ventas en tiendas de ultramarinos crecerán un 0,2% y un 2,5% las tiendas de conveniencia.

Otra de las características que analiza el informe es la relativa al horario. En este sentido, Estados Unidos es el mercado donde más dinero se mueve en las tiendas que abren 24 horas, seguido por Rusia y por Italia. Un sector que está en auge en mercado menos desarrollados como India o Filipinas. En el caso de Reino Unido, apuntan que en este mercado se está creando una nueva red de «compradores insomnes», que se manifiestan con un crecimiento del 31% en el número de compradores online de noche. Entre este grupo de consumidores apuntan a padres con bebés que no duermen, jugadores de ordenador tardíos o trabajadores a turnos que compran una vez se ha puesto el sol.

Compradores online

La red ha hecho que las barreras geográficas se difuminen a la hora de realizar la compra online. Los compradores aumentan su confianza en aquellos comercios que se encuentran fuera de sus fronteras. Esta confianza se refleja en la mejora de las relaciones entre comercios e Internet, un ejemplo es la colaboración entre la tradicional casa de subastas Sotheby’s y el gigante de Internet eBay. En este sentido, ambas firmas se han puesto de acuerdo para unir los 145 millones de compradores activos de eBay con la fuerza de la casa de subastas en antigüedades y arte.

Los compradores locales cada vez miran más allá de sus fronteras a la hora de comprar. En este aspecto la asociación de comercio electrónico francesa apuntó que el 28% de quienes compraron online durante la campaña de Navidad se decantaron por comercios que no se encontraban en Francia. Otro dato es el que muestra el estudio sobre el comportamiento de los compradores online elaborado por MasterCard el año pasado en Emiratos Árabes lo hicieron a través de webs extranjeras.

.