Solo se vive una vez, pero una vez es suficiente si se hace bien. Me he acordado de esta frase de Woody Allen después de ver un vídeo de Alfred Sonnenfeld con un título interesante, sugerente que invita a verlo despacio y pensar su contenido: ¿Tiene sentido la vida?

Ya había publicadio ese video en mi blog pero acabo de volverlo a ver. Me he quedado reflexionando sobre su contenido. Teniendo en cuenta que hoy es dia de Reyes y en el que hemos recibido regalos más o menos valiosos, pero hay algunos que no tienen precio. Los mejores regalos son, en mi opinión, los que no tienen precio. Hoy es un día adecuado para reflexionar sobre los regalos que hemos recibido de Dios, de nuestra familia, de nuestro amigos, etc. Haz una lista y te llenarás de alegria y agradecimiento. Para mi, uno de los regalos más valiosos que he recibido, es haber tenido la formacion necesaria para tener muy claro el sentido de mi vida. Ya sabes, no te olvides de la frase de Machado: No hay mayor necio que el que confunde valor con precio.

Alfred Sonnenfeld es Doctor en Medicina y en Teología. Como profesor en la Facultad de Medicina de la Universidad Humboldt de Berlín y miembro de la Comisión Ética de la Clínica Universitaria La Charité de Berlín, trasmitió con entusiasmo las nuevas aportaciones de la moderna Neurobiología. Esto le ha llevado a adoptar una postura inconformista ante los numerosos prejuicios de una visión determinista del ser humano. En sus múltiples ensayos y debates nacionales e internacionales sobre cuestiones éticas, invita a la reflexión sobre los verdaderos fundamentos de la grandeza humana y la belleza de una vida lograda.

Contiene ideas que te hacen pensar. ¿Quién no se ha planteado alguna vez esa pregunta? ¿Cuál es el sentido de mi vida? Tener muy claro el para qué de mis actuaciones orienta nuestras decisiones y favorece una vida serena y feliz. Además, estaremos en condiciones de superar mejor las disficultades de la vida y así podemos ayudar más y mejor a los demás.

El vídeo me sugiere invitarte a que conozcas un libro de Alfred con un título muy atractivo y que viene a satisfacder una necesidad vital: «Serenidad: la sabiduría de gobernarse«. Como puedes comprobar con su lectura, nos mantenemos serenos cuando conservamos la calma en medio de la dificultad. ¿Cómo adquirir esa capacidad, cuando a diario nos asaltan urgencias e imprevistos que nos obligan a decidir y a veces nos exceden, generándonos estrés y ansiedad?

Con este libro, Alfred nos anima a establecer prioridades, a desdramatizar y ver los inconvenientes de forma positiva, pero recuerda la estrecha vinculación que existe entre serenidad y felicidad: la persona feliz, con una vida afectiva equilibrada, mantendrá más establemente una actitud serena. Para ello se apoya en los últimos conocimientos de la neurobiología, que aportan pautas certeras para aprender a vivir con serenidad.

Te aconsejo que consultes su web y el canal de Youtube, en el que encontrarás vídeos muy interesantes y atractivos. Como siempre, te ayudarán a pensar y a ser mejor persona. Es una forma de disfrutar del mejr regalo de Reyes.