Bear Naked es una marca de cereales y frutos
secos que hizo en San Francisco una de las acciones publicitarias más
divertidas que hayamos visto este verano
: un tobogán acuático gigante en medio
de la calle. De este modo, Bear Naked cerró una de las calles más famosas de la
ciudad para instalar este gigantesco tobogán de 80 metros de largo en el que la
gente pudo divertirse y disfrutar como verdaderos niños.
Una forma genial de mostrar el carácter “enérgico” de
la marca y de crear repercusión, tanto en el evento como en las redes sociales
.
Vamos, yo si instalaran uno de estos en mi ciudad, no me lo pensaba dos veces,
me tiraba de cabeza.