El hecho de que la Iglesia, hace ahora seis años,  hiciera una campaña de publicidad fue algo novedoso, que produjo cierta sorpresa, aunque desde hace años se venía haciendo en Italia. Lo primero fue el nacimiento del Programa XPortantos al que acompañó una web: www.portantos.es, luego se ha seguido enriqueciendo con un perfil en Facebook, con otro en Twiter y con un canal propio en Youtube.  Todo eso con un único objetivo: dar a conocer la labor de la Iglesia en toda su amplitud y difundir el sistema de asignación tributaría que entró en vigor en 2006.

Desde el punto vista del Marketing, esta campaña es un ejemplo del Marketing de ideas y valores, en este caso de la Iglesia católica.  Recomiendo analizar la Web y sus diferentes apartados, como la colección de vídeos con testimonios (casos reales) o los diferentes spots de TV para cada campaña. Después de ese análisis y conocer la campaña, hay muchas conclusiones que se podían destacar y que no siempre son conocidas por los ciudadanos. Por ejemplo, que la Iglesia no tiene ninguna dotación presupuestaria en los Presupuestos Generales del Estado y que por tanto, la Iglesia como tal no recibe ningún dinero del Estado; o que la Iglesia ayuda al Estado mucho más de lo que pudiera parecer a primera vista y, además, mucho más económicamente que cuando el propio Estado desarrolla la labor que le corresponde.

Para completar el análisis desde enfoque del Marketing, hay dos entrevistas que te recomiendo y que aparecen publicadas en el Blog de Mar Heras. Una primera, con el anunciante (personas destacadas de la Conferencia Episcopal) y otra, Guillermo Navarro,  presidente de Ad!vise (ver apartado de casos) Consultora encargada desde sus comienzos de realizar la campaña.