Estoy convencido que esta situación que estamos pasando con la pandemia va a servir a muchos para ser mejores personas. Por ejemplo, la convivencia familiar intensa durante estos días refuerza los lazos familiares entre padres e hijos. Acabo de leer un artículo sobre el sentido del confinamiento en familia que refleja muy bien lo que digo.

Siempre hemos comprobado que el ejemplo arrastra. Pues bien, estamos contemplando a diario en los medios de comunicación el ejemplo de entrega y generosidad, en muchos casos jugándose la vida, por cuidar a los enfermos con cariño y atender a sus familias. Otras personas contribuyen a facilitar alimentos a los que lo necesitan. Sin ir más lejos, en el ascensor de mi casa desde el primer día de la pandemia, apareció un cartel firmado por varios jovenes ofreciéndose a prestar servicios a los demás vecinos, con especial dedicación a los mayores.

Hay muchos ejemplos de espíritu de servicio, de ayuda a los demás. Es llamativo cómo en una sociedad individuialista y consumista, nacen por todas partes iniciativas de solidaridad. En resumen, se estan trasmitiendo y viviendo valores que nos hacen crecer como personas,

Estas reflexiones me surjen al contemplar las campañas y actividades de Randstand Valores, la mayor iniciativa en gestión por valores, proyecto del que formo parte para impulsarlo y difundirlo. Aquí te he escogido dos vídeos para que te hagas una idea de en qué consiste este proyecto. Pero sobre todo, te recomiendo que curiosees en su web. Hay muchos vídeos y actividades en las que se trasmiten valores positivos, llenos de optimismo y que mejoran a las personas y a la sociedad.

En el siguiente video, se destaca la importancia que Randstad siempre da a los valores y más en este momento, ante esta nueva realidad que nos va a tocar vivir. Como verás se plantea la conveniencia de decidir qué valores queremos que se queden con nosotros cuando esto pase. Su título es el que he tomado para esta entrada. Cuando esto pase…¡quédate con los valores!

El siguiente vídeo se titula “Ahora más que nunca, apuesta por los valores”. Merece la pena que lo veas y reflexiones sobre sus contenidos.