A
medida que se agrava la crisis de la eurozona, cada vez son más las voces que
hablan de «implosión», «desintegración» o
«disolución». 
A
pesar de que el futuro de la eurozona pende ciertamente de un hilo, las
diferencias entre la Unión Europea y los Estados miembros siguen obstaculizando
los esfuerzos de los líderes europeos para formular una solución estratégica de
la crisis.
Sin
duda, el vacío de liderazgo resultante
es la mayor amenaza para el futuro de la unión monetaria
. El Director
General del IESE, Jordi Canals, y los profesores José Ramón Pin, Santiago Álvarez de Mon,
Brian Leggett y Conor Neill
comparten unas cuantas lecciones de la historia
y la dirección de empresas que arrojan luz sobre qué pueden hacer los líderes
europeos para salir de esta encrucijada. Sigue leyendo…
Fuente: IESE Insight.